Publicidad
"Al fin en León, qué ganas tenía de actuar en mi tierra"

"Al fin en León, qué ganas tenía de actuar en mi tierra"

CULTURAS IR

Elías González en su papel de esquizofrénico en una obra anterior, ‘El silencio de Elvis’. Ampliar imagen Elías González en su papel de esquizofrénico en una obra anterior, ‘El silencio de Elvis’.
Fulgencio Fernández | 28/09/2020 A A
Imprimir
"Al fin en León, qué ganas tenía de actuar en mi tierra"
Teatro El actor Elías González es extremeño y leonés, hijo del ex futbolista, escritor, editor y hasta cantautor Manuel ‘Cerebro’ González llega a León y Ponferrada con ‘La geometría del trigo’ en la que, pese a su dilatada trayectoria, es su debut en la tierra paterna
Elías González, actor de dilatada trayectoria, no oculta su emoción al poder debutar por fin en su tierra, en la tierra de su padre: «Ya era hora, no imaginas las ganas que tenía de poder actuar en León. Cada vez que vengo a León y quedo con los amigos siempre la misma pregunta, ¿cuándo vienes aquí? y siempre la misma respuesta, ya me gustaría».

Pues ya puede cambiar la respuesta. Será este lunes (en León) y este martes (en Ponferrada), con ‘La geometría del trigo’, de Alberto Conejero, sobre la que anuncia que «van a disfrutar mucho los leoneses con ella. Es Premio Nacional de teatro y es impresionante, tiene aromas de Lorca, de actualidad, en Madrid la gente salía con el corazón encogido... Y los leoneses disfrutarán con un guiño a la minería, presente en una trama que no puedo desvelar».

Y con ella llega Elías González, sus aromas nos llevan a Puente Castro, la tierra de su padre: Manuel Vicente González, columnista de este periódico y hombre de mil oficios: ex futbolista, escritor, editor y hasta cantautor. El fútbol —en el que se ganó su apodo de ‘Cerebro’—fue el que le llevó a Extremadura y allí nació Elías. «Al margen de que vengo mucho por esta tierra, de que los amigos de mi padre ya son mis amigos, que van a estar en mí debut leonés, ocurre que a mi padre habla y no calla de Puente Castro, a cuyas fiestas de San Pedro pocas veces faltamos». Y a este barrio leonés, en el que empezó a jugar al fútbol antes de fichar por el Real Madrid, le dedicó Manuel V. González una de sus obras, ‘Las voces apagadas’, seguramente la mejor crónica literaria de este barrio.

Elías González se decantó pronto por ser actor, pero de teatro —aunque sí hubiera querido ser futbolista—. Ha estado en varias ediciones del Festival de Teatro Clásico de Mérida, también en Badajoz, transitando por los grandes clásicos en recordados papeles, como el Coriolano, pero decidió dar el salto a Madrid, donde reconoce que «me ha ido bien, he encontrado muy buenos papeles y van saliendo cosas, aunque ya se sabe que lo del teatro es vivir siempre en el alambre».

Así ha ido pasando por ‘El silencio de Elvis’ de El Vodevil, «integrado en una compañía con gente maravillosa, buena gente, como Pepe Viyuela, Elena González o Susana Hernández» en el que aborda el complicado papel de meterse en la piel de un esquizofrénico, aunque dice que «no me costó mucho hacerlo». Después llegó ‘La valentía’, otra atractiva propuesta de Sanzol, «a quien admiro mucho».
Y ahora llega la oportunidad de trabajar con un grande, Alberto Conejero, y con el premio añadido de «debutar en su tierra».

A lo grande, como siempre se han hecho las cosas en Puente Castro.
Volver arriba
Newsletter