Juzgado por llevar en su coche heroína que intentó tragar cuando le dio el alto la Policía

Pararon al acusado porque circulaba «a gran velocidad» y, tras meter la sustancia en la boca, lo trasladaron de forma «urgente» al Hospital y fue ingresado en la UCI

12/02/2024
La Audiencia Provincial de León celebrará el juicio este lunes, a partir de las doce y cuarto. |Daniel Martín
La Audiencia Provincial de León celebrará el juicio este lunes, a partir de las doce y cuarto. |Daniel Martín

Cuatro años de cárcel y multa de 354 euros es la pena que el fiscal solicita a un hombre que este lunes, 12 de febrero, será juzgado en la Audiencia Provincial de León por un delito contra la salud pública. El juicio está fijado para las 12:15 horas. En sus conclusiones provisionales la Fiscalía remarca que sobre las 17:10 horas del día 31 de octubre de 2022 agentes de la Policía Nacional que patrullaban por la avenida Doctor Fleming de la capital leonesa en dirección a la Avenida de Portugal observaron que un vehículo, conducido por el acusado –mayor de edad y con antecedentes penales no computables a efectos de reincidencia– circulaba a «gran velocidad». Le dieron el alto y fue entonces cuando se dieron cuenta de que el ahora acusado estaba «nervioso y manipulando algo entre las piernas». 

La Fiscalía señala que le mandaron bajarse del vehículo y, una vez fuera, «abrir la mano derecha, que tenía cerrada». Ante la «insistencia» de los agentes, el hombre metió lo que llevaba en la boca y estos intentaron que lo escupiera para evitar un «posible riesgo para su salud». Lo escupió «después de insistir» y le quedaron «restos de una sustancia en la boca», por lo que lo llevaron «de manera urgente al Hospital de León, donde fue ingresado en la UCI». 

Los agentes hallaron una bolsa de plástico de color amarillo que contenía una sustancia marrón que, una vez analizada, resultó ser heroína con un peso de 1,91 gramos, una riqueza del 57,94 por ciento y un precio en el mercado de 115,82 euros. Encontraron también un bolso de color negro con un móvil en su interior y una cartera con diferente documentación y 565 euros en billetes de 50, 20, 10 y cinco euros y, en la guantera del lado del copiloto del vehículo que conducía, «ocuparon varias cartas manuscritas». La sustancia estupefaciente intervenida por la Policía, según el escrito de la Fiscalía «estaba destinada al tráfico por parte del encausado y el dinero intervenido era fruto de la venta de la misma». 

Por ello, considera que es autor de un delito contra la salud pública en el que no concurren circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal y por el que le pide una pena de cuatro años de cárcel y una multa de 345 euros con un día de responsabilidad personal subsidiaria por cada 50 euros no pagados, «sin que en ningún caso pueda exceder de un año de duración». Le reclama también el abono de lascostas derivadas del procedimiento y, respecto a la sustancia, efectos y dinero intervenido, que todo ello reciba «destino legal».

Archivado en
Lo más leído