Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

A la cárcel o a la calle, una ‘pista’ sobre el sentido de la sentencia definitiva

A la cárcel o a la calle, una ‘pista’ sobre el sentido de la sentencia definitiva

ACTUALIDAD IR

Imagen de la vista celebrada este miércoles en el Tribunal Supremo. Ampliar imagen Imagen de la vista celebrada este miércoles en el Tribunal Supremo.
I.H. | 15/12/2016 A A
Imprimir
A la cárcel o a la calle, una ‘pista’ sobre el sentido de la sentencia definitiva
Tribunales La defensa de Triana pide en su recurso la inmediata puesta en libertad de Triana y las acusaciones el ingreso en prisión de Gago, que esperan se resuelva en días
No se espera que la sentencia del Tribunal Supremo se demore en exceso, pero aun así, otras noticias (o la ausencia de las mismas) podrían servir de ‘pista’ al sentido del fallo. En sus recursos, la defensa de Triana pedía la inmediata puesta en libertad de la joven en consonancia con el relato de hechos que defiende, que no sabía nada del crimen y que su participación se limitó a encubrir a su madre.

Por otra parte, las acusaciones, pública y particular, pedían lo contrario para la tercera condenada, Raquel Gago, que está en libertad provisional a la espera de sentencia firme. A su entender, con una condena de 12 años de cárcel como cómplice de asesinato debería ingresar inmediatamente en prisión.

Por ello, una pronta pronunciación sobre estos dos asuntos por parte del Tribunal Supremo podría ser positiva para Triana y negativa para Raquel dando a entender hacia dónde podría apuntar el fallo que, en todo caso, esperan conocer antes de que concluya el año.

Ayer las defensas se mostraban esperanzadas. Muchos nervios en el caso de Raquel, que ha visto como la justicia ha ido dando tumbos en las decisiones que atañen a su futuro y que confía en que el Supremo atienda a las ‘no-pruebas’ del juicio y no al veredicto de un jurado popular que, según su abogado, ya había condenado a la agente de Policía Local antes de la celebración del juicio.

En el caso de la defensa de Montserrat y Triana esperan tener alguna noticia antes de mediados de la próxima semana, la que comunique la puesta en libertad de Triana Martínez, pues de no ser así comenzarían a diluirse sus esperanzas por lograr la absolución de Triana.

Todo lo contrario que las acusaciones, que anhelan ver entre rejas a las tres mujeres a las que consideran responsables del asesinato de Isabel Carrasco. Tanto para el fiscal como para las acusaciones particulares, el crimen de Carrasco fue resultado de un plan orquestado entre las tres en el que hubo seguimientos previos y reparto de tareas.
Ayer volvió a hablarse de la hora del asesinato, del intercambio de llamadas y de la casual o no presencia de Raquel Gago en la zona del crimen. La última palabra la tiene ahora el Tribunal Supremo que, se prevé, tome su decisión más sobre el fondo del asunto que sobre la forma, que quedaría condicionada por el veredicto.

Si este año 2016 comenzaba con el juicio por este crimen que se prolongó durante 15 largas e intensas sesiones propias de cualquier guión de ficción –con desaparición del abogado defensor de Raquel Gago incluida–, el mismo podría terminar con un cierre (casi) definitivo a este caso. Un procedimiento que en un tiempo récord ha agotado todas las instancias. Sólo cabe esperar para saber si el caso termina aquí o volverá a hablarse del crimen de Carrasco en el Tribunal Constitucional.
Volver arriba
Newsletter