Publicidad
25 años de Pasión y devoción en Benavides

25 años de Pasión y devoción en Benavides

SEMANA SANTA IR

La Santa Urna es el paso principal de esta cofradía, que lleva en activo 25 años, aglutinando a unos 200 cofrades. Ampliar imagen La Santa Urna es el paso principal de esta cofradía, que lleva en activo 25 años, aglutinando a unos 200 cofrades.
P. Ferrero | 03/04/2021 A A
Imprimir
25 años de Pasión y devoción en Benavides
Semana Santa La Cofradía del Cristo Yacente de la Santa Urna celebra sus bodas de plata recordando algunos de sus logros
La Cofradía del Cristo Yacente de la Santa Urna de Benavides celebra este año sus bodas de plata, y lo hace de forma callada, con la pandemia marcando el paso. Con todo ello, será, sin duda, un aniversario para el recuerdo. No solo por la situación sanitaria, que impide que, como cada Viernes Santo, los aproximadamente 200 cofrades de esta hermandad de la comarca ribereña salgan en procesión portando la Santa Urna, su seña de identidad, sino porque, quizá, a estas alturas, sea hora de echar la vista atrás y dar cuenta de todos los logros conseguidos en este tiempo. Entre ellos, la creación de su propia Banda de Cornetas y Tambores, el nuevo Paso de Cristo atado a la Columna, tallado por el afamado escultor del Barco de Valdeorras Xelo de Tremiñá, la elaboración de un Viacrucis formado por 14 faroles en orfebrería de plata y vidrieras emplomadas, realizadas por la empresa Grisallas de León , nuevos tronos para los pasos y algo muy importante, la restauración de la Santa Urna, la verdadera joya de la Semana Santa de Benavides. Una actuación que se llevó a cabo coincidiendo con el vigésimo aniversario de la cofradía. Con respecto a la nombrada urna, mencionar que data de entre los siglos XVII y XVIII. En un primer momento estaba custodiada en el convento Franciscano de Benavides, y una vez desaparecido pasó a ser propiedad de la parroquia, manteniéndose esta titularidad hasta la actualidad. Esta imagen preside la procesión del Entierro del Viernes Santo.

Por otra parte, haciendo un repaso por la historia de la Cofradía del Cristo Yacente de la Santa Urna de Benavides, destacar que procesionó por primera vez el 5 de abril de 1996 en la procesión del Santo Entierro que se celebra en la tarde del Viernes Santo en la villa. Tan solo contaba, en un principio, con 40 integrantes y una pequeña banda que únicamente desfilaba con una corneta, tres tambores y dos bombos. Con todo se echaron a la calle –portando la Santa Urna como paso titular– con una importante responsabilidad: la de revivir una Semana Santa que años atrás emanaba cierto declive, o si no tanto, había perdido fuelle. Misión cumplida, y es que, pese a algunas reticencias a que el proyecto pudiera funcionar, esta hermandad se ha consolidado con el tiempo dando pasos lentos pero seguros. Así, la Cofradía del Cristo Yacente de la Santa Urna, junto con la del Bendito Cristo, ha vuelto a hacer de esta fiesta sacra uno de los eventos más llamativos de la localidad.

Recordar también que la cofradía estrenó un segundo paso en el año 2000, el del Cristo Atado a la Columna. Desde entonces, no ha parado de crecer en su afán por convertirse en un referente. En 2013 introdujo una nueva procesión nocturna que lleva por nombre Caminando a Getsemaní –procesiona el Jueves Santo-. Ésta ilumina las calles de Benavides con 14 faroles, símbolo de las estaciones de Cristo camino del calvario. La procesión inunda las calles de luces y colores, los colores del respeto y la esperanza que, pese a las circunstancias, permanecen vivos en esta cofradía.

La Cofradía del Cristo Yacente de la Santa Urna ha sabido mantenerse a flote a base de un importante esfuerzo y dedicación que, por otra parte, se ve recompensado, ya que esta hermandad ya se ha hecho un hueco fuera de la localidad. Prueba de ello es que la talla del Cristo atado a la Columna procesionó en el del Rosario de la Pasión que la Hermandad de Santa Marta organiza el lunes Santo por las calles de León, así mismo, su impresionante vía crucis de plata y vidrio también ha salido en procesión, invitado por la Real Cofradía de Minerva y VeraCruz, en la noche de miércoles Santo, con La Virgen de la Amargura.

Desde esta hermandad pueden estar orgullosos de haber revitalizado una fiesta tan importante en Benavides, y lo han hecho de la mano de la histórica Cofradía del Bendito Cristo de la VeraCruz, tratando, entre ambas, de honrar a todos los cofrades que han desaparecido, y esperando seguir cosechando éxitos los próximos 25 años.
Volver arriba
Newsletter