Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle

Santa Restituta: ora por la Plaza

BLOGGINGIR

17/05/2017 A A
Imprimir
Santa Restituta: ora por la Plaza
Mañana se celebrará el día de los museos, esos lugares que albergan, conservan y exponen contenidos de valor cultural, artístico, histórico o científico, y casi seguro que nuestro alcalde sacará el mejor de sus cercanos y sonreídos tonos para proclamar su enorme aprecio y admiración por los varios que alberga la ciudad, poniendo de relieve sus cualidades y méritos y, cómo no, alabar los ímprobos esfuerzos que el equipo de gobierno que preside realizará para la creación de alguno más. O quizás delegue sus declaraciones públicas en la silenciosa concejala de cultura grialística, patrimonio cinematográfico y turismos varios. Pero eso será mañana, porque hoy se abordará, en una reunión monográfica de la Comisión municipal del urbanismo, el estado de las obras de la Plaza del Grano. Claro que, para ello, ha hecho falta que los ‘tomasos’ PSOE, UPL y Cs (León Despierta y León en Común lo vieron y tuvieron claro desde el primer día) cayeran del guindo al ver como las máquinas levantaban las históricas losas de las aceras y el tradicional empedrado de la Plaza del Grano. Es lo que tiene ―perdóneseme el símil― ver los toros desde la barrera, que frecuentemente se ven los pases, por populares que sean, a toro pasado. ¿Dónde estarían hasta ahora los iluminados conversos? ¿Será contagioso el incomprensible y cierto silencio de la patrimonial concejalía? O en su exhaustiva dedicación a los intereses leoneses habrán olvidado lo ya aquí dicho en su día de que «remodelar» es, fija la Academia, «reformar algo, modificando alguno de sus elementos, o variando su estructura» y que uno, la verdad, cada vez que lee o escucha «reformar» o «reforma» en boca popular con mando en vario ámbito, se pone, cuanto menos, en guardia, pues enseña la experiencia que –adictos como son al eufemismo– por más que suavicen o decoren su intención la cosa suele acabar en contrarreforma, reforma contra. ¡Ver para creer… o descreer!

Uno, aunque agnóstico hasta de sí mismo, aprovechando que, hoy, la iglesia católica ―a la que tanto gusta de acompañar en sus manifestaciones religiosas la mayoría de la corporación― conmemora a santa Restituta, demanda a la Comisión de urbanismo la restitución de la Plaza a su ser y su conservación por los medios y métodos tradicionales. ¿De dónde le vendrá este empeño a la mayoría minoritaria del PP con la remodelación de la Plaza del Grano? Es pregunta, que va entre interrogaciones. No se me tome como siembra dudas.

A ver por dónde salen los unos y los otros. ¡A mojarse tocan!
Volver arriba