Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle

Romper la brecha digital de género desde la infancia

CULTURASIR

Imagen de vídeo
D.L. Mirantes | 09/07/2016 A A
Imprimir
Romper la brecha digital de género desde la infancia
Educación La ludoteca igualitaria de la Fundación Isadora Duncan trabaja con los más jóvenes en ámbitos como la ciencia o el arte
En la Ludoteca Igualitaria de la Fundación de Familias Monoparentales Isadora Duncan trabajan a lo largo del verano para romper la brecha digital de género que afecta a las niñas, sin excluir a los niños. Los esfuerzos de la fundación se centran en fomentar la ciencia, el arte, la tecnología y la robótica en un campamento que sirve también para facilitar la conciliación laboral y familiar de los padres y madres de los integrantes de este grupo. Una lucha contra los clichés que va más allá de los confines de la cultura dominante en busca de la igualdad.

Desde el equipo de Isadora Duncan tratan de poner de relieve algunas situaciones de desigualad para que los jóvenes participantes "se den cuenta de que no hay muchas científicas famosas, no hay muchas astrónomas, el sector de la tecnología está muy dirigido hacia los hombres...". El mensaje llega y "sí que se van dando cuenta de que los científicos más famosos son hombres y que cuesta mucho encontrar a mujeres, no porque no las haya, sino porque no tienen repercusión", como explica la responsable de la ludoteca, Tania Yugueros.

Al final sí que cala esa sensación de que las mujeres podemos hacer robótica y tecnologíaNo obstante, la labor de Isadora Duncan para dotar de fondo a la ludoteca no es sencilla. El programa incluye técnicas de diseño para pasar del dibujo 2D al 3D, vuelo de drones, programación de robots para que ejecuten los órdenes diseñadas previamente o salidas a conocer enclaves culturales y profesionales de la ciudad. Un amplio programa para fomentar estos ámbitos entre los más jóvenes y acabar con las situaciones injustas entre hombres y mujeres y que sean revertidas en el futuro porque "al final sí que cala esa sensación de que las mujeres podemos hacer robótica y tecnología y podemos motivarlas para enseñarlas desde pequeñas y que sea como un juego".

Un juego con más de 20 jugadores de entre 5 y 13 año que cada mañana acuden a la fundación para disfrutar de una ludoteca que también se pone en marcha en otros periodos vacacionales como Navidad o Semana Santa y que cuenta con becas para las familias que tengan problemas económicos. Un juego y un desafío a la desigualdad con objetivos ambiciosos –cambiar hábitos sociales apenas inalterados hasta esta era de la información–, que no resulta sencilla porque por mucho empeño que le ponga el equipo de la fundación es difícil ganarle la partida a ‘youtubers’ como ‘Fernanfloo’.
Volver arriba