Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle

Orejas quiere llevar al pleno de la Diputación del próximo lunes 29 el presupuesto de 2015

ACTUALIDADIR

El presidente de la Diputación, Emilio Orejas (centro). Ampliar imagen El presidente de la Diputación, Emilio Orejas (centro).
Susana Martín | 17/12/2014 A A
Imprimir
Orejas quiere llevar al pleno de la Diputación del próximo lunes 29 el presupuesto de 2015
Diputación Los populares confirmaron ayer que "están trabajando" en las nuevas cuentas para intentar aprobarlas en el último pleno del año
El equipo de gobierno de la Diputación trabaja a toda velocidad para intentar aprobar los próximos presupuestos en el último pleno del año, convocado ya para el lunes 29 de diciembre. Ayer, en la Comisión de Cuentas, los diputados del PP confirmaron a la oposición que «están trabajando» en las cuentas de 2015, aunque no precisaron cuándo tienen previsto aprobarlas. De confirmarse la intención del presidente, Emilio Orejas, de llevar el presupuesto al pleno de diciembre, antes tendría que convocarse una nueva comisión de Cuentas (la próxima semana) para abordar este asunto.

Los presupuestos del próximo año estaban prácticamente terminados a finales de octubre, pero la detención y encarcelamiento del entonces presidente, Marcos Martínez Barazón, supuso la inmediata paralización de la actividad en el Palacio de los Guzmanes.

Su sucesor en el cargo desde el 14 de noviembre, Emilio Orejas, apenas ha tenido un mes para revisar todo lo que se había hecho ya, departamento por departamento, y su intención es la de intentar por todos los medios aprobar las cuentas antes de que termine el año. Orejas quiere, como en los dos últimos años, contar con el consenso de la oposición a la hora de dar luz verde a los presupuestos, un insólito apoyo que previsiblemente no conseguirá esta vez.

Adiós al consenso


En los presupuestos de 2013 y 2014, la entonces presidenta de la Diputación, Isabel Carrasco, hizo realidad su empeño de lograr el apoyo de todos los grupos de la oposición. Un consenso histórico que fue posible gracias a que Carrasco permitió que los diputados de PSOE, UPL y los no adscritos también realizaran aportaciones a la confección de las cuentas anuales. En esta ocasión, inmersa la institución provincial en el que quizá ha sido el año más convulso de su historia (el asesinato de la presidenta, la detención de su sucesor, la incertidumbre de quién sería el tercer presidente en medio año), el tiempo se le ha echado encima al equipo de gobierno y los populares apenas han contado con unas semanas para revisar el presupuesto confeccionado durante el mandato de Martínez Barazón y darle los últimos retoques.

Los grupos de la oposición se quejan amargamente de que ni siquiera se les ha hecho ninguna consulta sobre los presupuestos, ni se les ha avanzado «ni una cifra». Por eso, los portavoces del grupo socialista y el leonesista avanzaron ayer en este periódico que es «más que probable» que voten en contra de las cuentas de 2015, aunque siguen sin tener confirmación de si se prorrogarán los de este año o los populares acelerarán los trámites para conseguir aprobar el presupuesto del próximo ejercicio antes de que acabe éste.

Sólo el diputado no adscrito Matías Llorente ha asegurado que antes de tomar una decisión sobre votar en contra o no, «echará un vistazo a los presupuestos». A su juicio, sus compañeros en la oposición «están ya en campaña electoral porque mayo está al caer».

Plan de Juntas Vecinales


La comisión de Cooperación de la Diputación de León dio esta semana luz verde a las bases para la concesión de subvenciones par el próximo Plan de Juntas Vecinales, que permitirá la ejecución de 260 pequeñas obras en 2015, con un coste total para la institución provincial de 1,2 millones de euros para hacer frente al 90% del total de la obra (las juntas vecinales financiarán el resto, con 133.333 euros en total).

En el reparto de las obras del próximo año tienen prioridad las entidades locales menores que no hayan conseguido obras en los dos últimos años, una rotación cuyo objetivo es que todos los pueblos puedan beneficiarse de estas ayudas para obras y suministros en servicios de carácter básico o esencial.

La subvención máxima de estas ayudas es de 9.000 euros, y las bases de este plan recogen que se podrá anticipar hasta el 75% de la subvención concedida en función del importe de la adjudicación de la obra a realizar.




Volver arriba