Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle

La otra herramienta del Incibe: el humor

ACTUALIDADIR

El humorista Leo Harlem. Ampliar imagen El humorista Leo Harlem.
Sergio Jorge | 13/12/2014 A A
Imprimir
La otra herramienta del Incibe: el humor
Nuevas tecnologías El humorista berciano Leo Harlem colabora con el Instituto Nacional de la Ciberseguridad para concienciar sobre los peligros de las tecnologías
«Me lo han dicho y no me lo puedo creer, que todavía hay gente que se mete en internet como el que se mete en la piscina, sin hacer la digestión ni nada, así, a las buenas». Estas palabras de Leo Harlem es el preámbulo y la vez la síntesis de los dos vídeos en los que el humorista berciano colabora con el Instituto Nacional de Ciberdefensa (Incibe) para aconsejar sobre el buen uso de las nuevas tecnologías.

Sus frases y sus chascarrillos no faltan en los dos audiovisuales que se pueden visualizar en el canal de Youtube del Incibe. Pero sobre todo, lo más importante, es que explica con palabras sencillas las normas básicas para evitar que los móviles o cualquier dispositivo tecnológico pueda ser infectado por «un software chungo, ese que llaman malicioso», apunta en uno de los vídeos.

«No cuesta nada hacer las cosas bien», garantiza Harlem, conocido así por el bar que regentaba en Valladolid antes de dar el paso a los escenarios televisivos. Entre los consejos que ofrece, destaca uno sobre el correo electrónico: «Desconfiad de los correos de las personas desconocidas y de empresas con las que no tienes ningún tipo de relación, como si no existieran». «Y que no me entere yo de que abrís los archivos adjuntos. no te digo nada de los que directamente piden dinero», agrega el humorista, que remata así: «Eso es como el embutido para los que tenemos subido el colesterol: ni verlo ni tocarlo».



«Si se les ve venir de lejos: te ha tocado la lotería que no jugabas, te sale una novia de la otra punta del planeta, que ya es difícil encontrar gente maja en tu entorno, imagínate que te sale una que se te ha enamorado a cinco mil kilómetros», agrega el de Matarrosa del Sil.

También advierte sobre «las ofertas de empleo falsas». «Amigos, amigas, amores a distancia te pueden salir, pero que te salga trabajo con la que te está cayendo, es para asustarse», alerta Harlem, que también asegura que «los datos personales y bancarios hay que protegerlos porque te va la vida en ello». «Y en las wifi públicas, no deis datos a lo tonto», añade.

Con su personal estilo, el mismo con el que se han identificado miles de personas al hablar de la ropa de origen ‘etílico’ para hacer deporte en el gimnasio o criticar los nuevos bares, el humorista aconseja que las aplicaciones hay que comprarlas «en los canales oficiales: Apple Store y Play Store». «Es de lógica. ¿Dónde compro yo los churros? En la churrería. Pues con el software y las aplicaciones igual, a lo seguro, a lo seguro», insiste. «Si además hay mucha gente que te da información: esto es bueno, esto es fiable... seguid esos consejos», agrega Harlem.

En el otro vídeo, el humorista se centra en la protección ideal, y a la vez más fácil, para mantener a salvo tanto el móvil como las redes sociales. «Ojito con las fotos», apunta, y para ello pone de ejemplo a «esas celebrities que han pillado ligeritas».

Advierte además de que no es de recibo explicar todo lo que se hace o se va a hacer en las redes sociales. «Cuando vas de vacaciones, no deis pistas, que lo ponéis todo ahí en el Facebook. ‘Es que me voy dos meses de vacaciones a Kuala Lumpur y voy a dejar las llaves debajo del felpudo. Y cuando llego me han robado’. Lo que tenían que haber hecho es esperarte y darte un tortazo», relata el humorista. Otro de los consejos que da Leo Harlem es que se debe actualizar las aplicaciones. «No seáis perezosos, que algunos tenéis la versión de Atapuerca 2.0.», agrega.

Y para que no quede ninguna duda desde dónde vienen estas advertencias y consejos, Harlem finaliza cada uno de los vídeos con este pequeño mensaje: «Estos consejos no son cosa mía, estos consejos te los da la Oficina de Seguridad del Internauta del Instituto de Ciberseguridad, Incibe».
Volver arriba