Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle

La escuela de los recuerdos

ACTUALIDADIR

Imagen de vídeo
Diana Martínez | 09/01/2017 A A
Imprimir
La escuela de los recuerdos
Sociedad El proyecto cultural 'La Pizarra Borrada' de Fabero es ya un recurso turístico de evocadoras emociones para muchas generaciones
Cruzar el umbral es como meterse en la máquina del tiempo y en un par de pasos, colocarse varias décadas atrás, posiblemente en uno de los espacios que más nostalgia pueden despertar parra tantos vecinos y tantas generaciones.

‘La Pizarra Borrada’ es un pequeño proyecto  de dinamización turística y cultural que hace unos meses puso en marcha el Ayuntamiento de Fabero.  En uno de los edificios que acogían las aulas de las antiguas escuelas, que después albergó a los primeros ciclos de la EGB del colegio Manuel Fernández, se ha recreado la llamada ‘Escuela del ayer’, un aula antigua que recoge elementos de varias épocas, ya que muestra decenas de objetos, libros y elementos escolares cedidos por distintos vecinos de Fabero de los años 40, 50, 60, 70… pupitres de madera de pareja con las sillas retráctiles y el hueco para el tintero, un mapa de España con Castilla La Vieja, las antiguas enciclopedias, una máquina de escribir, la pizarra, juguetes de madera o la estufa de leña y carbón en una esquina.

En la que era el aula del piso superior, actualmente hay una exposición que recrea la casa del maestro y que ha sido aprovechada para mostrar elementos tradicionales de las casas de principios y mediados del siglo XX, con vajilla de latón, tocadiscos, madreñas, colchas hechas a mano... Una colección evocadora de objetos que por su sencillez y su simbología sorprenden a sus visitantes.

Unos cuantos maestros, muchos de ellos muy queridos y recordados por los alumnos faberenses, han plasmado su nombre como una huella imborrable en el recuerdo de familias enteras en Fabero. Luis García Quiroga, don Sito,  fue alumno en los años 60 y unas décadas después maestro durante casi 20 años en el colegio Manuel Fernández. Varias generaciones pasaron por esas aulas  bajo la enseñanza de don Sito, al que la visita a ‘La Escuela del Ayer’  le ha traído muy buenos recuerdos de sus dos etapas en estas aulas.

«En mi etapa de alumno las clases eran mucho más numerosas, una parte era para los niños y otra para las niñas. Fue una etapa bonita, aquella etapa de la leche en polvo y el queso que mandaban a los maestros». «Estaban estos pupitres, la pizarra antigua y el bolígrafo era un lujo, pero ya lo teníamos».

Unos años más tarde pasó por varias etapas como maestro y fue director del centro durante dos años, «pero me gustaba más la pizarra y los niños que las labores de dirección». La diferencia de una etapa a otra «era sustancial, ya había alguna especialidad, educación física, por ejemplo, porque anteriormente se ocupaba de todo un mismo profesor. Y la enseñanza había ganado calidad, indudablemente».

Para don Sito, esta escuela en la que tantos años pasó es una iniciativa «entrañable, simbólica, me agradó mucho visitarlo, son muchos recuerdos para mucha gente y es una iniciativa bonita y positiva» en una época en el que el pueblo «se está quedando sin niños, algunos cursos tienen 14 o 15 niños ahora, y recuerdo de años de hasta 200 niños por cada curso en Fabero cuando yo empezaba a trabajar».

El proyecto está en pleno crecimiento porque el Ayuntamiento escanea y reproduce  fotos vinculadas al colegio de todos los antiguos alumnos de  Fabero que quieran aportar una nueva pieza para completar la exposición de ‘La Escuela del ayer’ y hacerla todavía mucho más entrañable y un lugar en el que todos los faberenses puedan reencontrarse con sus buenos recuerdos en las escuela y donde  los visitantes puedan tener un recurso más para complementar su paseo turístico a la villa. Son muchos faberenses que ahora residen fuera los que aprovechan estas fechas de retorno navideño para pasar a visitar ‘La Escuela de Ayer’, todo un mundo de emociones.

Actualmente el centro está abierto al público durante los viernes, sábados y domingos en horario de 12:00 A 14:00  y de 17:00  a 19:00 de forma gratuita y se refuerzan los horarios en fechas señaladas.
Volver arriba