Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle

La Curuja, 13 años volando sobre Noceda

EL BIERZOIR

Algunos de los números anteriores de La Curuja que espera su número 16. Ampliar imagen Algunos de los números anteriores de La Curuja que espera su número 16.
Mar Iglesias | 03/02/2017 A A
Imprimir
La Curuja, 13 años volando sobre Noceda
Cultura La revista cultural de Noceda, liderada por el escritor Manuel Cuenya, presenta el número 16 de su segunda etapa en estos días
Han pasado trece años desde que la revista La Curuja tomara forma. Lo hizo de la mano de un grupo de inquietos que, en la primavera de 2004, quisieron trasladar a las páginas las historias de Noceda. Al tiempo que le daban forma a una idea que primero adoptó el nombre de El Aguzo, del que se separó porque en el pueblo berciano de Igüeña ya se había bautizado así a una agrupación. Después llegó La Curuja, un nombre muy parecido a otra revista de Corullón, aunque aquella se quedó con la denominación pasada al gallego de A Curuxa. Comenzó el camino de la revista cuando el grupo de intelectuales que la respaldaba adoptó la forma de Asociación Cultural, llamada La Iguiada.

Pablo Arias, Ramón González, Andrés Rodríguez Cuenya, Luis Nogaledo y Manuel Cuenya pusieron nombre a aquella iniciativa que ahora edita su número 16 de su segunda época, porque tuvo una inicial con 15 números que aún se pueden descargar desde la página de Noceda del Bierzo, y que tuvo su mejor momento al recoger un interesante vocabulario del pueblo que Cuenya espera volver a relanzar y que precisamente se publicó en el número 16 de la primera época de la revista La Curuja. «Pretendemos dar voz a las gentes de Noceda, a su historia, a sus tradiciones, además de incorporar a poetas que hablan de lo universal y de todo el Bierzo», explica Cuenya. La revista ha contado con colaboradores de talla, como el eurodiputado José Álvarez de Paz, el corresponsal de TVE en Berlín, Miguel Ángel García, periodistas como Emilio Gancedo, Pedro Trapiello, Toño Criado o Juanma G. Colinas, poetas como Pilar Blanco, Angustias Díaz, Carmen Busmayor, Ana María Romero, Marta Muñiz, Manuel Olano, Eduardo Keudell… además del cineasta Gabriel Folgado y paisanos como Javier Arias Nogaledo,  Venancio Álvarez o Ricardo González López.  

El número 16 cuenta con un poema titulado Schopenhauer de Álvarez de Paz y una entrevista que hiciera para El Faro de Vigo.  Miguel García reseña Tiempos Extremos de Pepe Álvarez González, nacido en la localidad berciana de Quintana de Fuseros en este número. Por su parte, Javier Arias Nogaledo dedica su artículo a la figura «casi mítica del regador en Noceda». Destaca el homenaje que el escritor Valentín Carrera hace al herrero de Noceda, Pepe Furil. En la lengua «de nuestros ancestros» se expresa Toño Sahagún en el Viaxe al Valle Gordo, un recorrido por las veredas de Igüeña que publica este número. Aparece también otro relato escrito con voz poética titulado ‘Amasando Cansancios’, de  Laly del Blanco.  Cuenya habla de Pachín y de la «muerte en el útero de Gistredo». Cierra la edición, que esta semana estará impresa, un poema titulado ‘La pelota’ de la poeta leonesa Susana Barragués.
Volver arriba