Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle

Hilo de lana, de oveja, merina, española y trashumante ¡toma!

CULTURASIR

Imagen de vídeo
Fulgencio Fernández | 24/06/2015 A A
Imprimir
Hilo de lana, de oveja, merina, española y trashumante ¡toma!
Sociedad La Pitti Filati de Florencia acoge la presentación en la alta costura de un hilo leonés nacido de la investigación de Alberto Díaz sobre la trashumancia
El nombre del hilo que acaba de crear el leonés Alberto Díaz recuerda aquella vieja anécdota de la buena mujer que, orgullosa de su hijo universitario, decía:«Mi hijo ha acabado tres carreras:Ingeniero, Técnico y de Minas». El hilo en cuestión también tiene un nombre largo:Hilo de lana de oveja merina española que haya hecho la trashumancia.

Su creador reconoce que sería fácil en estos tiempos del marketing buscarle un nombre comercial, corto, incluso llamativo:«Pero éste nos regala la descripción de su origen, la calidad, las características, que sea de oveja, de qué oveja y con unas cualidades, haber hecho la trashumancia. Y, además, no existía en el mercado, que es algo que se valora mucho en el mundo de la moda, la novedad».

La historia es larga y en ella tiene mucho que ver la figura de un leonés inquieto como pocos:Alberto Díaz, actor y director de cine «pero como hobby, pues yo de lo que como es del mundo de la moda y de la costura, pero resultó que en un momento dado podía hacer coincidir los dos caminos, el cine y la moda».

Rodando una película sobre la trashumancia surgió este proyecto, ya que me dedico al mundo de la alta costura Se suele decir que tirando del hilo se llega a la madeja, en este caso ha ocurrido al revés, el punto de destino es el hilo. Y el de partida tiene que ver con la presencia de otros dos activos personajes:Fito y María José, del Restaurante Somoza, que cada año organizan las jornadas del entrecuesto y las dedica a un tema concreto. El año pasado fue la trashumancia y Alberto Díaz y Verónica Verdejo se sumaron al mismo haciendo una película sobre el tema. «En años anteriores habíamos hecho algunos cortos y pensamos que era el momento de dar el salto a la película», explica Fito.

Para el rodaje de la película surgen las complicaciones tradicionales, como la de la financiación, y también van descubriendo un mundo apasionante al documentarse sobre las trashumancia. «Es un mundo tan extenso, una cultura centenaria, y van surgiendo muchos temas paralelos y uno de ellos fue el del hilo de lana de oveja merina española trashumante», explica Díaz, quien así pudo compatibilizar sus dos pasiones, el cine y la moda, concretamente los tejidos.

- De todas formas la idea central no es el hilo, se trata de reivindicar el mundo de la trashumancia desde otros ámbitos y a mi el que me quedaba más cercano era el de la moda, la costura...

Y se puso manos a la obra. Visitó los rebaños de las famosas ganaderías del Conde y La Escalona, conoció las calderetas de Paulino El Manco, los mastines de Félix... «Son 800 años de historia, de cultura, de tradición y de muchos ámbitos: hay literatura de la trashumancia, hay música de rabel, romances y así nació el lema con el que quieren vender el hilo:«¿Te lo vas a perder? Ynos referimos a todo, a la amplia cultura de la trashumancia, a la larga historia».

No podemos competir en precio con los chinos, por ello hay que apostar por la historia y la rica cultura trashumante Y es que no se le oculta a Alberto Díaz que el largo proceso de obtención del hilo, los materiales naturales, los procesos artesanales, la calidad, «hacen inviable competir con lanas e hilos que llegan de los mercados chinos y similares. Sabemos que no son las más baratas pero sí las más diferentes, las más originales, las que tienen una historia más detrás, y todo eso tiene un valor».

Y con toda esta historia a cuestas, y con el hilo ya arrancado a la madeja, se plantaron en Italia para enseñarla y venderla, fueron directamente a los profesionales de aquel país, hilanderos que conocía Alberto Díaz. «Conseguimos que vinieran a España, a León, que conocieran y disfrutaran esta cultura, desde la gastronomía hasta la historia, que se brindó a explicarles quien mejor puede hacerlo, Manuel Rodríguez Pascual, autor de varios libros de referencia en este campo».

Pitti Immagine Filati


El siguiente paso era llevar este ‘hilo trashumante’ al mercado, y los italianos que vinieron a León propiciaron un paso fundamental para ello, llevar a la feria Pitti Immagine Filati de Florencia el hilo de lana de oveja merina española que haya hecho la trashumancia. No era un paso cualquiera, esta cita italiana es «una cita semestral dedicada al mundo del textil, de los hilos, de las fibras y de los sectores complementarios a la hilatura y al punto de malla;un evento que atrae a compradores nacionales e internacionales y quiere posicionarse en el mercado gracias a la altísima calidad de los productos expuestos», es la definición de su filosofía, en la que encaja perfectamente el producto leonés.

La cita ya está a la vuelta de la esquina, el día 1 de julio es la inauguración de la misma y en ella estarán los leoneses con su stand. También acudirán en el mes de septiembre a la feria Premiere Visión de París y, finalmente, acudirán de la mano de la leonesa María Lafuente a una nueva edición de la Pasarela Cibeles, en la que la diseñadora prepara un sorprendente desembarco para el hilo trashumante.

El sello ‘¿Te lo vas a perder?’ asegura toda la trazabilidad del hilo, desde las ovejas al hilo, la ausencia de tintes... Esta cercanía de la cita italiana (el 1 de julio)es la que ha provocado que el equipo esté trabajando contra reloj. «Queremos arropar la presencia del hilo en su propio stand en Florencia con un pequeño trabajo videográfico que resuma la filosofía de nuestro producto, de nuestro hilo». Ygraban casi de sol a sol. El pasado sábado estuvieron en la plaza del Grano grabando una singular quedada de hilanderas, mujeres (y hasta niñas) que se reunieron para coser con el ya repetido hilo. «Cada una hacía un pequeño cuadro, que posteriormente se unen formando una pieza única que se mostrará en Florencia. Mientras hilan las vamos grabando y se acompañó con la música más tradicional de la trashumancia, el rabel», que tocó Mario González, recién llegado a León después de recorrer el Camino de Santiago desde Roncesvalles y tocando este instrumento pastoril a la vez que pasaba la gorra.

Después de grabar el sábado siguieron los trabajos de rodaje para el citado spot. En la jornada de ayer estuvieron en el Mercado del Conde, en la Plaza Mayor, en algunos domicilios particulares en los que hay piezas de cultura pastoril y, por la tarde, en el Palacio del Conde Luna. Y el jueves acudirán a Villalobar para tomar imágenes de un rebaño trashumante (trasterminante en este caso)que parte desde esta localidad camino de los puertos de montaña de Babia.

Los italianos de la feria Pitti vinieron a León, conocieron el proceso y marcharon realmente entusiasmados Y de ahí a la feria italiana, a París, a Madrid, como no podía ser de otra manera en un hilo trashumante que llevará una pregunta en su publicidad:«¿Te lo vas a perder?». No sólo el hilo, la historia, «y toda la trazabilidad del proceso», explica Díaz.

Ya se había dicho que este proyecto del hilo es «una derivada» del proyecto original; es decir, que Alberto Díaz y Verónica Verdejo siguen con la película, el origen del proyecto, una historia con dos personajes centrales, un padre pastor trashumante y un hijo que esconde la condición de pastor de su padre, como si se avergonzara de ella.

- Se trata de recuperar la trashumancia;insiste Alberto Díaz.
Volver arriba