Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle

Folgoso de la Ribera: un belén y varios molinos

CULTURASIR

Dos excursionistas recorren la acequia junto al río. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen Dos excursionistas recorren la acequia junto al río. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 06/01/2017 A A
Imprimir
Folgoso de la Ribera: un belén y varios molinos
La ruta de la semana Una ruta extraordinaria entre una acequia y el río bajo los árboles que resulta de lo más atractiva en el verano
Folgoso de la Ribera es una localidad regada por el río Boeza que baja desde Colinas del Campo de Martín Moro Toledano, donde ha recogido las aguas que descienden del Catoute y montañas aledañas.

Folgoso de la Ribera tiene también un aliciente que le proporciona muchas visitas en estas fechas, su belén artesano con figuras de oficios y actividades típicos de la zona con partes móviles que lo hacen mucho más interesante y atractivo, al venir a Folgoso la visita al belén se hace imprescindible.

Comienza la ruta en el polideportivo de Folgoso, hasta donde, con gran amabilidad, los habitantes de esta localidad acompañan al perdido visitante. Desde allí parte una acequia con amplio murete de cemento paseable, el río abajo, a la izquierda y la acequia al lado, a la derecha. La zona es parfectamente paseable a lo largo de todo el año excepto cuando pueda haber placas de hielo que harían algunos tramos peligrosos por la posibilidad de resbalar y caer al río, bastantes metros abajo. Sin embargo, en gran parte del recorrido la acequia dispone de barandillas lo que en esos lugares puede conciliar el peligro, pero también hay zonas sin protección y esas con fuertes heladas pueden ser peligrosas, aunque los días de tan fuertes heladas son muy pocos.

Poco más de medio kilómetro desde el comienzo de la ruta se encuentra el primer molino, bastante restaurado en lo externo, aunque es posible que los mecanismos estén estropeados. El segundo también está restaurado, pero el tercero, que se encuentra a un kilómetro del punto de partida sufre un fuerte deterioro con gran parte de la techumbre caída.

En este punto quien deseara dar un simple paseo puede darse la vuelta, o comer algo en el merendero, salir por la pasarela a la carretera… La ruta continúa y ya no se van a encontrar más molinos, aunque sí bastantes pozas y una cascada que se puede ver y disfrutar, para luego dar la vuelta, cruzar la acequia, seguir después por un estrecho sendero y ver la antigua fábrica de luz, de la que aún es apreciable la deteriorada maquinaria y los muros en ruinas. Hay un puente de madera que cruza el río, poco aconsejable. Este lugar podría ser otro punto para darse la vuelta y dar por finalizada la ruta…

Dando la vuelta se puede llegar al camino por donde se cruzó la acequia que comienza una subida en dirección Norte que puede considerarse la continuidad de la ruta para no volver por el mismo camino. La ruta sigue su curso ascendente en la misma dirección hasta que en un punto gira y sigue en dirección contraria, sureste subiendo y subiendo hasta encontrar un cruce que se va a seguir a la derecha, de vuelta a Folgoso en la zona de la Gandarina. Continúa el camino entre robles y más tarde entre encinas una zona denaminada Cueva Ladrones, hasta que se encuentra primero otro camino que cruza y luego un cortafuegos. Se puede seguir el camino de la derecha o el cortafuegos, si se va por este último se asciende al Alto de la Quiruela, desde donde hay una hermosa vista del Bierzo bajo y se ve también Folgoso, para luego bajar por la zona del mismo nombre (Quiruela) hasta enlazar el camino y luego hay que seguir directamente cruzando la Llomba hasta Folgoso, donde finaliza la ruta, no sin antes haber visitado el belén artesano.
Volver arriba