Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
"Érase una vez un pueblo de corazón tan bonito..."

"Érase una vez un pueblo de corazón tan bonito..."

ACTUALIDAD IR

Micaela, vecina de Zotes, presume de su ‘paella virtual’. | L.N.C. Ampliar imagen Micaela, vecina de Zotes, presume de su ‘paella virtual’. | L.N.C.
T.G. | 09/04/2020 A A
Imprimir
"Érase una vez un pueblo de corazón tan bonito..."
Páramo Zotes del Páramo se une más que nunca y comparten un paellada ‘virtual’ y dan ánimos a una vecina que se recupera ya en casa del coronavirus
Los pueblos pueden ser bonitos o no, todo depende de los ojos de quien los mire. Pero lo que sí está claro es que a cada uno le gusta el suyo. Ese amor incondicional por el lugar donde uno tiene sus raíces se debe en buena medida a los vínculos familiares, a los recuerdos que están unidos a él y, por supuesto y entre otras cosas, a sus vecinos. En estos días en los que la unión vecinal no es física, cualquier método vale para demostrar a los paisanos que uno sigue estando ahí y ante la adversidad, esa unión se hace más fuerte. Y eso es lo que verdaderamente los hace bonitos. «Érase una vez un pueblo de corazón tan bonito...», dice Leticia sobre su pueblo, Zotes del Páramo. Lo cuenta para seguir relatando después que estos días cualquier excusa es buena para compartir un rato con los vecinos, aunque sea en la distancia. Por eso han puesto en marcha varios retos para que todos envíen fotos de unas u otras temáticas y con ellas hacen después un vídeo para compartir. De este modo ya han compartido una ‘paellada virtual’ y también han demostrado su apoyo a una vecina que se recupera ya en casa de coronavirus, Milagros a la que todos denominan ya «la campeona».

El primer vídeo que hicieron para difundir entre los vecinos de Zotes del Páramo el ánimo y la esperanza fue con un montaje de fotos, cada uno desde su casa. Desde los que viven en el pueblo a quienes el estado de alarma les pilló lejos de él, todos aparecen en unas imágenes que no podían tener mejor colofón que las imágenes de su vecina Milagros ya en casa recuperándose tras haber pasado varios días ingresada por culpa del coronavirus contra el que ha combatido «como un titán». «Todos juntos venceremos esta maldita pandemia. Yo salí de ella», dice «la campeona» de Zotes del Páramo.

Pero los vídeos no acabaron ahí. La siguiente propuesta fue compartir con todos una paella. No es factible sentarse juntos en una mesa, con cada uno lo hizo en la suya y con cámara de fotos preparada para enseñar a los vecinos cómo ha quedado el plato preparado según el fogón. Como Micaela, que aunque sola en este confinamiento, se animó a preparar su paella también para compartirla. Y en Zotes ya tienen próximo reto: brindar. Por todo lo bueno que queda por venir y con más ganas que nunca: «¡Salud!»
Volver arriba
Newsletter