Publicidad
Zapatillas deportivas

Zapatillas deportivas

OPINIóN IR

06/07/2020 A A
Imprimir
Zapatillas deportivas
Sin ser devoto de usar zapatillas deportivas en la calle más que para recorrer mis largos paseos diarios, le confieso que soy bastante clásico a la hora de elegir este tipo de calzado tan cómodo como chabacano. Creo que unas tenis blancas, sencillas e intentando mantenerlas en su color original, es suficiente para el uso que hago de ellas sin caer en influencias de modas o argumentos que disparan su precio bastante más allá de los cien euros.

Durante muchos años he sido cliente de Adidas pero hace una temporada que decidí que no compraba un solo par más de esa popular marca ni de las competidoras directas. Y no solo porque la mayor parte de su producción venga de países con condiciones laborales durísimas o la calidad de los materiales vaya en consonancia sino porque en España tenemos productos de mejor calidad, diseños espectaculares, gran comodidad, materiales de primera y producción reglamentaria a unos precios que van en consonancia. Pensará que es esto es una tontería o una acción patriótica, pero si me conoce un poco ya sabe que soy firme defensor del producto nacional, empezando siempre por lo de León. Y perdone que le insista en que si todos actuáramos de esta manera nos iría mucho mejor.

Volviendo al tema de las zapatillas, Adidas ha sacado estos días el modelo ‘Barcelona’, un patrón que homenajea a la capital catalana y encoleriza a los independentistas por llevar la bandera de España en la lengüeta y los colores de nuestra rojigualda en la suela, un centímetro por debajo del nombre de la ciudad. Menos mal que de momento solo se puede comprar en Canadá (por 250 dólares, que equivalen a unos 160 euros) porque la publicidad gratuita que la marca de las tres barras ha recibido con este diseño le auguran un éxito tremendo.

Y todo esto mientras los ‘indepes’ intentan vender la bobada de que lo suyo es un conflicto internacional sobradamente conocido pero en el extranjero no entienden por qué unas zapatillas que se llaman Barcelona no pueden llevar los colores de la bandera de su país, España. Aunque ya no sea tu cliente, enhorabuena, Adidas, por la idea; y a tus pies si empiezas a venderlas aquí y redondeas un poco el precio para dejarlo en 155 euros.
Volver arriba
Newsletter