Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
"Yo también quiero a Gonzalo el de Horcadas"

"Yo también quiero a Gonzalo el de Horcadas"

CULTURAS IR

La fiesta de cumpleaños de Gonzalo contó con la actuación de un mariachi. Ampliar imagen La fiesta de cumpleaños de Gonzalo contó con la actuación de un mariachi.
Fulgencio Fernández | 14/08/2019 A A
Imprimir
"Yo también quiero a Gonzalo el de Horcadas"
Sociedad Gonzalo, el de Horcadas, es el tipo más querido y entrañable del Valle de Riaño. Cuando estaba con su andador en el cruce se creó un grupo de facebook para saludarle, "yo también pito a Gonzalo el de Horcadas...". Su 90 cumpleaños fue otra gran muestra de cariño
Gonzalo es de esos tipos privilegiados que no necesita apellido para que todos lo conozcan en el valle de Riaño, tan solo decir su pueblo, «el de Horcadas».

Gonzalo es de esos tipos entrañables que al citarlo siempre despierta una sonrisa, un gesto de cariño y ninguna mala palabra... y miles de recuerdos, sobre todo en las fiestas del valle, ejerciendo de mozo, bailando hasta la última canción de la orquesta. Los de Horcadas también le recuerdan trabajando en casa, ayudando a sus padres, Florencio y la tía Martina, arbitrando los partidos del verano. Siempre feliz.

Hasta que la salud le jugó una muy mala pasada, hace un par de décadas, que le dejó una hemiplejía pero no le quitó la sonrisa ni las ganas de vivir. Salía hasta el cruce de la carretera de Horcadas con la de Riaño y allí veía pasar a la gente, a los coches, y se creó un grupo de facebook que se llamaba ‘yo también pito a Gonzalo el de Horcadas’ y, efectivamente, todos pitaban al pasar, Gonzalo respondía, algunos paraban.

Desde hace unos años vive en una residencia de ancianos en Mansilla, ya se ha hecho el rey, el más querido, dibuja y disfruta... y en verano regresa a Horcadas, con sus sobrinos y con todas las gentes de aquel pueblo.

El pasado fin de semana fue su noventa aniversario y las gentes de Horcadas, que quieren a Gonzalo como él merece, le hicieron una gran fiesta, con tarta, anécdotas, esos bailes que tanto le gustan y hasta un mariachi, que le prestaron su sombrero mejicano para que Gonzalo disfrutara, riera, bailara como en sus mejores tiempos, de fiesta en fiesta.

Es muy fácil decir lo que allí ocurrió. En vez de un grupo de facebook era un pueblo y el lema de la reunión muy parecido: «Yo también quiero a Gonzalo el de Horcadas».

Y yo... ya tanta gente que le conoce.
Volver arriba
Newsletter