Publicidad
Ya la puedes aprovechar

Ya la puedes aprovechar

OPINIóN IR

22/03/2021 A A
Imprimir
Ya la puedes aprovechar
Aquí está, ahí la llevas, a ver qué haces con ella, cómo la bailas ¡A ver! A ver si este año que no te van a robar el mes de abril, que te va a estallar el reventón floral en los morros, te brotas tu también y te crecen las ramas, los caños que el año pasado se mustiaron sin luz ni agua. Espero que honres esta descomunal poquita libertad que hace un año añorabas, que en algún momento seas capaz de extasiarte con el roce de la brisa cálida o fresca, al sol o a la sombra por la que corrieron ríos de lágrimas. Más vale que no tengas excusas para abortar o consumar el golpe de estado de la sangre que hierve en tus venas, para no dar una respuesta, la que sea, a las hormonas sublevadas en mitad de la siesta. Destapa esa pasión que hace un año decías enfrascada y cumple la palabra que diste. A ver, ¡a ver!, si ahora te quedas en la tibieza del cuarto, peor aún, en el invierno del zaguán. Sal, insólate en el mediodía de la plaza con el vermú y las aceitunas que te consolaban en la cocina. Perpetra cada uno de aquellos deseos frustados. Y como ahí siguen y tardarán en cicatrizar, pon al aire todas las heridas, que piquen mientras curan. Ya pasaron la caída de la hoja y libraste la fiebre de los poetas. Te tumbará el cambio de hora, pero podrás regocijarte en la somnolencia de la astenia. Desbarata las excusas, que ahora tienes la oportunidad de transformar toda aquella rabia, aquella fuerza contenida que tanto te hizo lamentar. Y no te engañes, que entonces no tenías –teníamos– ni un metro, pero hoy nos sobra cuerda para trotar, y tal como hoy te pido cuentas, te las volveré a pedir cuando se pueda galopar. Por delante tienes toda la primavera, la estación en blanco del 2020, de los ‘si pudiera’, ‘echo de menos’, ‘me he perdido’ y ‘quiero salir’, que aquí siguen, pero con unos cuantos grados menos y con tres olas para haber encontrado el equilibrio sobre la tabla. Con todo lo que clamaste por esta oportunidad, por tener aunque fuera lo que ahora tienes, ya la puedes aprovechar.
Volver arriba
Newsletter