Publicidad
¿Y tú de quién eres?

¿Y tú de quién eres?

A LA CONTRA IR

Ampliar imagen
| 17/06/2021 A A
Imprimir
¿Y tú de quién eres?
Cuando llegaron las primeras televisiones y el Parte pasó a llamarse Telediario la tía Esperanza siempre contestaba al presentador al iniciar el repaso de las noticias con un educado «buenos días».

– Buenos días tenga usted también; le respondía la anciana tía mientras reñía al resto de la familia por «no saludar al señor».

Y tenía razón porque aquellos señores entonces tan distantes se acabaron metiendo en casa y ya no hay quién los eche, ni con agua hirviendo, y cenas con una fauna de ‘Jorgejavieres’, ‘Belenesesteban’ y una tropa de voceadores te pongas como te pongas, porque viven allí, no tienen otro oficio ni ganas de tenerlo.

Por ello es mejor tirarse a la calle y saludar a otros seres que han ido creciendo aquí y allá, mucho más cercanos que los ilustres pioneros de su raza –La Inmaculada o Guzmán, allá subidos– y que se han ido haciendo colegas, hasta el punto de que todos nos hemos sentado en la negrilla, nos hemos hecho una foto con el señor que está en Botines o medido nuestras manos con los moldes que Jhony nos ha dejado a la sombra de la catedral, por decir algunos.

Vecinos que ya forman parte de nuestra vida y a los que acabaremos preguntando lo mismo que a los chavales que aparecen en verano por las calles de nuestros pueblos: »¿Y tú de quién eres?».
Volver arriba
Newsletter