Publicidad
Vuelta a León con el talento bajo el brazo

Vuelta a León con el talento bajo el brazo

ACTUALIDAD IR

Pablo Cano y Olga García son dos de los jóvenes que han regresado gracias a 'Talento León'. | ILDEFE Ampliar imagen Pablo Cano y Olga García son dos de los jóvenes que han regresado gracias a 'Talento León'. | ILDEFE
Alfonso Martínez | 30/03/2021 A A
Imprimir
Vuelta a León con el talento bajo el brazo
Municipal El plan de fijación, atracción o recuperación de profesionales del Ildefe cierra sus primeros seis meses de vida con 143 inscritos, 77 ofertas de trabajo gestionadas y ocho colocaciones
Retener el talento y atraer a profesionales cualificados que deseen vivir y trabajar en León ha sido desde hace años un objetivo fundamental de las administraciones públicas a la hora de hacer frente a la emigración juvenil y a consiguiente pérdida de población.

El Instituto Leonés de Desarrollo Económico, Formación y Empleo (Ildefe) recibió el pasado mes de junio el encargo por parte del Ayuntamiento de poner en marcha un programa de gestión del talento que busca fijar o atraer a profesionales cualificados que deseen vivir y trabajar en León.

Y esos seis meses de vida de la iniciativa representan un buen momento para hacer un primer balance de su incipiente actividad. ‘Talento León’ gestionó desde su nacimiento un total de 77 ofertas de trabajo de 35 empresas locales. Además, 143 personas se inscribieron en la web del proyecto y ocho encontraron empleo gracias a su mediación, según la estadística aportada este lunes en la reunión del consejo de administración del Ildefe.

Pablo Cano es uno de esos jóvenes que ha conseguido volver a trabajar a nuestra tierra y que ahora cuenta su experiencia en la web de ‘Talento León’. Había estudiado Ingeniería Electrónica Industrial y Automática en la ULE y siguió su formación con un máster en automática e informática industrial en Valencia. Ese posgrado le abrió las puertas del mercado laboral a orillas del Turia, programando, diseñando, automatizando y poniendo en funcionamiento bancos de pruebas y baterías de flujo de vanadio. Soñaba, como otros muchos leoneses que en su día tuvieron que hacer las maletas, con encontrar un empleo en León, pero al mismo tiempo quería seguir aprendiendo y desarrollando sus capacidades profesionales. Tras un primer intento de regreso a la capital para un pequeño proyecto de automatización de sistemas ferroviarios, la oportunidad surgió en Burgos, que cumplía con sus requisitos de «ciudad pequeña y cómoda», pero con un trabajo «interesante». Hace un par de meses, la pareja de Pablo, que trabaja en el sector farmacéutico en León, le habló de la plataforma impulsada por el Ayuntamiento a través del Ildefe. Se inscribió, recibió un boletín con las ofertas de empleo activas y varias llamaron su atención, lo que le dio pie a estar inmerso en varios procesos de selección. Desde el pasado 1 de marzo trabaja en Miguélez, donde aplica sus conocimientos de ingeniería. «Con anterioridad había participado en otros procesos de selección pero o se alejaban mucho de mi ámbito de especialización o no me encajaban por ser un paso atrás en mi carrera», señala Pablo en la web de ‘Talento León’ antes de señalar la importancia de que las instituciones «visibilicen» las ofertas, puesto que «no siempre es fácil localizar cuando estás alejado del mercado laboral local».

Otro caso que sirve como ejemplo de que el retorno del talento es posible lo narra Olga García. Ingeniera de Minas por la ULE, cuando acabó sus estudios en 2014 se trasladó a Reino Unido para mejorar su nivel de inglés y desde allí se mudó dos años más tarde a Estados Unidos para cursar un máster de Ingeniería Tecnológica especializada en Salud y Seguridad Laboral.

Olga buscó y consiguió una plaza de profesora asistente en la Universidad Middle Tennessee, que le supuso una gran ayuda para pagar la matrícula. El posgrado le abrió la puerta a importantes oportunidades laborales. Sin embargo, cuando su visado de estudiante y la tarjeta de trabajo temporal en Estados Unidos estaban a punto de caducar, en plena pandemia, esta joven se planteó que, si no volvía ahora a España, quizá no lo haría nunca. Olga explica en la web de ‘Talento León’ que la crisis sanitaria ha hecho que muchas personas se replanteen un enfoque «más humano» en su itinerario profesional. Y eso fue lo que le ocurrió a ella. A finales de julio de 2020, cuando se retomaron las conexiones con España, Olga decidió tomarse unos meses de descanso con su familia en León y empezó a sondear el mercado laboral sin un objetivo concreto. Se inscribió en ‘Talento León’ y en octubre empezó a trabajar en la puesta en marcha del sistema de calidad y medio ambiente de una consultora de ingeniería que desarrolla pistas de pádel y parques infantiles. Olga está feliz por desarrollar su trabajo como ingeniera y defiende que «lo que tenemos aquí no es comparable con nada en ningún otro sitio». Es por eso que anima a otros jóvenes profesionales para que busquen oportunidades en León, que destaca por su calidad de vida, sus espacios naturales y las buenas conexiones para viajar.

Impulso económico a la ciudad

Mientras, la concejala de Promoción Económica y presidenta del Ildefe, Susana Travesí, cree que durante el segundo semestre de 2020 «se han fijado las bases de este proyecto», que tiene como principal objetivo «apoyar y fomentar el impulso económico de la ciudad, revertir la situación actual de pérdida de población, que se lleva «arrastrando desde hace muchos años por la falta de implicación de las administraciones competentes» y que se ha «agudizado» desde el inicio de la crisis económica de 2008. «Este programa trabaja para que regresen personas que han emigrado, pero sobre todo y de forma fundamental frenando la salida del talento con medidas de apoyo a los perfiles más cualificados de los centros universitarios, centros de investigación e institutos de formación profesional de la ciudad, de ahí la necesidad de incorporar a este proyecto a la Universidad de León, como elemento de conexión en la retención de talento», concluye la edil
Volver arriba
Newsletter