Publicidad
La hermandad "fiel" cumplió su Voto

La hermandad "fiel" cumplió su Voto

LNC CULTURAS IR

Los alcaldes de los ayuntamientos del Voto y el de La Virgen avanzan bajo los pendones. | ANTONIO  BARREÑADA Ampliar imagen Los alcaldes de los ayuntamientos del Voto y el de La Virgen avanzan bajo los pendones. | ANTONIO BARREÑADA
Fulgencio Fernández | 02/05/2022 A A
Imprimir
La hermandad "fiel" cumplió su Voto
Tradición Nueve siglos tiene la vieja tradición que se volvió a repetir este domingo con la participación de los ‘ayuntamientos del Voto’, herederos de la histórica Hermandad de la Sobarriba, que realizaron su ofrenda a la Virgen del Camino
Pendones al viento, música tradicional, flauta y tamboril, capas pardas y otras similares, trajes regionales, alcaldes y compromisos, historias legendarias y muchos siglos de tradición, sí, siglos, hasta casi nueve contemplan a quienes este domingo volvieran a cumplir, se mantuvieron fieles con su ofrenda, el Voto de la Hermandad de la Sobarriba ante la Virgen del Camino. Los dos alcaldes de los ayuntamientos del Voto —Valdefresno y Villaturiel— junto al de la Virgen al frente.

Era un día grande en las tradiciones leonesas. Una día esperado después de estos tiempos extraños y de cancelaciones pues, recuerdan, "Fue el 5 de mayo de 2019, coincidiendo en esa ocasión con el ceremonial del “Foro u Oferta” en la ciudad, cuando, por última vez, se pudo vivir plenamente el “El Voto” de la Hermandad de La Sobarriba a la Patrona Principal de la Región Leonesa, Reina de León: la Virgen del Camino. Dos años de pandemia no han permitido celebrar esa tradición, una de las más antiguas de todas las tierras leonesas, y, en buena medida, de todo nuestro país".

Al fin se pudo hacer. Fue este domingo, el 1 de mayo, el segundo domingo después de Pascua de Resurrección, como señalan y reglan las Ordenanzas. Y Villaturiel y Valdefresno, los antiguos Tenores de Abajo y de Arriba de la Hermandad de La Sobarriba, vuelven al Camino, su ‘Pendón de Tierra’ -el más singular de los leoneses- al frente "de esas gentes sencillas, duras y firmes en sus compromisos, por muchos siglos que les echen", según nos cuenta uno de los más firmes defensores de esta tradición y quien la ha documentado en un libro de referencia, Antonio Barreñada, de La Sobarriba.

Él mismo recuerda el origen y la andadura que este domingo se volvió a repetir. "se recordaba en el Claustro de San Isidoro (en las Cabezadas) el remedio de la sequía de 1158, a su intervención atribuido, tal como recogería Lucas de Tuy sesenta años más tarde, por 1223, en su apologética obra de los Milagros del Arzobispo sevillano, pero leonés. Ese hecho legendario-milagroso es el mismo origen tanto para lo que luego la ciudad trasladó a pie de los restos del Santo como para lo que campesinos de las Hermandades de la Tierra del Viejo Reino mantuvieron con fidelidad en el mismo lugar señalado para el prodigio y, como consecuencia, para el Voto en su agradecimiento hecho. Persistieron por siglos las gentes sencillas en su compromiso, que pasaría luego (en virtud de cómo lo desarrollaban) a serlo a Santa María del Camino, primero ‘La Antigua’, después (desde 1505) la que “agora aparesció”, a imagen de la de la ciudad, al Pastor Álvar Simón Gómez".

De las siete Hermandades históricas una sola mantuvo fidelidad “cazurra”: "Desde aquel original momento de hace 864 años, la de La Sobarriba cumple Voto. Fue la última de ellas en conservar su carácter hasta ceder la potestad civil a los ayuntamientos constitucionales nacidos tras las Cortes de Cádiz. Los de Valdefresno y Villaturiel son sus herederos, además de otros cinco pueblos de aquella histórica institución, integrados, ya avanzado el XIX, en el de Vegas".

Como se ha dicho, fiesta grande fue nuevamente la de este domingo, por más que lleve casi nueve siglos siendo así.
Volver arriba
Newsletter