Publicidad
Voto en verde

Voto en verde

OPINIóN IR

22/05/2015 A A
Imprimir
Voto en verde
¡Qué difícil es votar en verde! Revisando las propuestas medioambientales de los partidos con posibilidades de gobernar nuestros municipios o nuestra región, uno se da cuenta que en esencia éstas son iguales. ¡El medioambiente es solo el gran olvidado! Las políticas ambientales son el resultado de una única política económica que ofrecen todas los opciones políticas bajo el discurso del crecimiento económico y del consumo. Aunque parece que todos están de acuerdo con detener el cambio climático, ninguno propone políticas locales para su solución. De nuevo se olvida la idea de la finitud de los recursos en un planeta limitado o la constatación de la enorme dependencia de nuestra economía de los combustibles fósiles.

Cada vez es más necesario vincular economía y medioambiente. Para solucionar los grandes problemas medioambientales es necesario realizar, por ejemplo, una transición hacia una producción y uso de la energía mucho más sensible con la naturaleza y las personas.

Hace sólo unos meses las cinco mayores organizaciones ambientales de España (Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/birdlife y WWF) presentaron a los candidatos al Parlamento Europeo un «Programa por la Tierra» que subtitularon «justicia social y ambiental para hacer frente a la crisis». En este informe se expresa que sólo las políticas que sean a la vez justas y sostenibles podrán ofrecer respuesta a la crisis. Y que estas políticas, además, ayudarían a crear nuevos empleos, recuperar la equidad, afrontar el cambio climático y mejorar la calidad de vida dentro de los límites que puede soportar nuestro planeta. En definitiva, que necesitamos políticas valientes, focalizadas en la justicia ambiental y social, donde los intereses de la ciudadanía prevalezcan sobre los intereses de las grandes corporaciones y los mercados financieros.

Nuestros partidos políticos deberían haber aprovechado estas elecciones locales para realizar propuestas que fomenten la transición hacia un modelo energético renovable, justo y democrático. No se debería haber olvidado la importancia que tiene apoyar una agricultura local que garantice la biodiversidad, la soberanía alimentaria y un medio rural vivo. Estas elecciones hubieran sido una buena oportunidad para Impulsar el transporte público de cercanías y la movilidad menos contaminante o para aplicar el Principio de Precaución en todas sus políticas municipales. Ante tanto olvido… ¡qué difícil será votar en verde el próximo domingo!
Volver arriba
Newsletter