Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Villar recupera la vida bajo la Luna africana en boca de un mimo

Villar recupera la vida bajo la Luna africana en boca de un mimo

ACTUALIDAD IR

Cartel en el que se anuncia el espectáculo del mimo en Villar de los Mundos. Ampliar imagen Cartel en el que se anuncia el espectáculo del mimo en Villar de los Mundos.
M.I. | 12/08/2019 A A
Imprimir
Villar recupera la vida bajo la Luna africana en boca de un mimo
Cultura Marcelo Ndong vuelve a los recuerdos de niño en las noches guineanas, donde la luz eléctrica sobraba y el río reflejaba al satélite en Villar de los Mundos
Calienta motores una nueva edición del festival rural Villar de los Mundos con un «mimo» especial, porque por primer vez participará en él Marcelo Ndong que estará dos días compartiendo el viaje a la Luna que prepara el coordinador de la actividad, Nicolás de la Carrera.

El original mimo compartirá el día 23 un «Conversatorio de la Luna» con Justo Bolekia, filólogo, novelista y poeta español de origen guineoecuatoriano que ya ha estado en Villar en años anteriores. Será a partir de las 20:30 horas en la bodega de Los Carrera. Al día siguiente Ndong protagonizará una jornada divertida de cuentacuentos a partir de las 12:00 horas en el soto de Villar.

Ndong llega al Bierzo para hablar de la Luna que conoció en su África natal. El guineano asegura que gracias a De la Carrera ha recuperado los recuerdos de niño, cuando las noches convertían en protagonista a la inmensa luna y se vivía bajo su luz, sin necesidad de electricidad.

Eran momentos compartidos con el río con los juegos «nos dábamos cuenta de que podíamos ver todo claro con la Luna», dice, tal vez con un segundo sentido metafórico.

En las culturas africanas, apunta que los juegos que recuerda eran todos experimentales «y tenían mucho significado», como la propuesta de exhibir la valentía de cada uno al ir a coger una flor al cementerio.

Reconoce Ndong que este recuerdo ya es historia en su cabeza, porque sus cinco hijos ya no han compartido esos momentos de miradas con la Luna «no saben vivir sin la luz eléctrica. En los pueblos queda muy poca gente y eso se va perdiendo». Por eso trasladarlo a Villar de los Mundos será una manera de perpetuarlo y sacarlo de la chistera del olvido.

Ndong compartirá su faceta de niño con los chicos bercianos, una cita que espera con ilusión puesto que conoció la propuesta de De la Carrera por su hermana Maika y «me quedé alucinado», de esa idea en la que ahora participa.

La música de la Luna


Otra de las experiencias que marca Villar de los Mundos, que este año tiene como temática la conmemoración del 50 aniversario de la llegada del hombre a la Luna es la musical. A lo largo de la historia varios compositores se han inspirado en ella para crear música.

Beethoven compuso su «Claro de Luna» para enamorar a una dama ciega, por ejemplo. En esta ocasión serán los músicos Manuel Alejandre al piano y Pablo de la Carrera al violín los que ofrecerán, en la Iglesia de Santa Columba de Villar, un recital dedicado a la Luna, para ella e inspirado en ella. Una selección de sonatas y suites desde Haydn a Einaudi, pasando por Debussy y Chopin. Será el 24 de agosto a partir de las 21:00 horas.
Volver arriba
Newsletter