Publicidad
Villamanín insta a la Junta a que "blinde" la sanidad rural

Villamanín insta a la Junta a que "blinde" la sanidad rural

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Estefanía Niño | 31/01/2020 A A
Imprimir
Villamanín insta a la Junta a que "blinde" la sanidad rural
Comarcas El Ayuntamiento celebró este jueves un pleno en el que uno de los puntos centrales fue el debate de esta moción que se aprobó con unanimidad de votos
El Ayuntamiento montañés de Villamanín celebró este jueves un pleno ordinario en el que uno de los puntos centrales fue el debate y votación de una moción en defensa de la sanidad del medio rural. El alcalde del municipio, el socialista José Luis García Oblanca, abrió el punto indicando que «es un punto muy importante para el municipio porque la sanidad está de capa caída, no se cubren los descansos, ni las vacaciones, y el problema aumenta en verano que tenemos más población con los veraneantes y campamentos y el 80% de los días solo hay un médico».

Por ello, insistió en la necesidad de hacer llegar «nuestro descontento al presidente de la Junta de Castilla y León y a la consejera de Sanidad». Unos argumentos que el líder de la oposición, el popular Óscar Gutiérrez, rebatió señalando que «no podemos tirar por tierra lo poco que tenemos bueno», al tiempo que recordaba que «los médicos van en función de las cartillas que haya, ¿todos los concejales tienen aquí las cartillas? Deberíamos ser los primeros en dar ejemplo».

La concejala de Hacienda, Servicios Sociales y Sanidad, Carmen Iglesias, fue la encargada de presentar la moción al plenario indicando que las consultas médicas y de enfermería en el municipio tienen una periodicidad de cinco días a la semana en la localidad de Villamanín y un día a la semana en Rodiezmo, Cubillas y Casares recordando que «Busdongo ya no tiene». Una situación que, recalcó, en la última década se ha visto marcada por descansos, vacaciones y bajas que no se cubren. Como evidencias de esta discontinuidad en este servicio básico, la edil apuntó al hecho de que en verano se triplica la población y otras carencias como que nunca haya existido servicio de pediatría o que el hospital más cercano esté a 60 kilómetros de la localidad de Pendilla de Arbas. Así, indicó que «este Ayuntamiento expresa la voluntad de los vecinos para dejar claro a la Junta y a la consejera que no estamos dispuestos a tolerar ni un recorte más, es mucho lo que hay que mejorar».

Por otro lado, se refirió al nuevo plan sanitario de la Junta, asegurando que «es un plan de recortes que daña la sanidad del medio rural, son medidas discriminatorias que hacen más grande la brecha entre mundo rural y el urbano». En este sentido, defendió que dotar a los pueblos de servicios básicos como el sanitario es «una estrategia para fijar población y que no se sientan abandonados». Por ello, en la moción solicitaron a la Junta que retire el nuevo modelo de asistencia sanitaria para el medio rural, que asuma la necesidad de una atención sanitaria de calidad en el municipio y en el medio rural, que elabore un plan de mejora escuchando a vecinos, juntas vecinales, ayuntamientos y facultativos, y que se comprometa a «blindar las consultas médicas en el medio rural».

Pese al debate inicial, la moción salió adelante con la unanimidad de los votos de PSOE, UPL y PP.
Volver arriba
Newsletter