Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle

Villafranca brinda por el Cristo

EL BIERZOIR

El enólogo Raúl Pérez brindó con la corporación municipal de Villafranca del Bierzo. | A. CARDENAL Ampliar imagen El enólogo Raúl Pérez brindó con la corporación municipal de Villafranca del Bierzo. | A. CARDENAL
Alejandro Cardenal | 14/09/2017 A A
Imprimir
Villafranca brinda por el Cristo
Sociedad El enólogo Raúl Pérez, nombrado Hijo Predilecto de la Villa, pronunció este miércoles el pregón que inauguró sus fiestas patronales
Las Fiestas del Cristo de la Esperanza de Villafranca del Bierzo arrancaron este miércoles con un brindis muy especial. El villafranquino Raúl Pérez, considerado por la prestigiosa guía 'Betanne&Desseauve' como mejor enólogo del mundo, fue el encargado de dar un pregón en el que pronunció sus primera palabras como Hijo Predilecto de la Villa, reconocimiento que recibió minutos antes de su discurso por «llevar el nombre de Villafranca por todo el mundo».

El Consistorio quiso premiar así los méritos del enólogo, pero también los valores que predica a través de su trabajo y que encarna en nombre del municipio en sus viajes y participaciones por salones del vino de todo el mundo. «Tiene la capacidad de buscar el más allá en la cultura del vino, pero ante todo es una persona sencilla y humilde a la que le costó aceptar esta distinción. Cuando contactamos con él nos dijo que no sabía si era merecedor; por supuesto que lo es», explicó el alcalde, José Manuel Pereira.

Por su parte, el propio Pérez confesó que «no es un reconocimiento al que esté acostumbrado» y que este tipo de homenajes «más personales» llegan «mucho más profundo» que los que ha recibido por su trayectoria profesional. «Es algo que no se puede describir. Generalmente se valora el trabajo, aquí es a la persona y la dimensión es mucho mayor. Los reconocimientos de este tipo siempre vivirán en tu cabeza y en tus recuerdos», apostilló el enólogo.

Y es que Pérez recordó que como enólogo «se tiene una fecha de caducidad» y aunque en estos momentos su labor este siendo alabada, «llegará una etapa en la que se destaque a otra gente». «Esos reconocimientos son pasajeros, pero este perdurará para siempre», reiteró.

La primera jornada de las fiestas, que se alargarán hasta el próximo domingo, concluyó con el concierto de la orquesta Panorama, una de las más importantes del panorama nacional
Volver arriba