Publicidad
Villacorta, orgullosos de su puerta

Villacorta, orgullosos de su puerta

LNC CULTURAS IR

La puerta de la iglesia de Villacorta después de la restauración y su autor, Alberto Comas .| JESÚS GONZÁLEZ Ampliar imagen La puerta de la iglesia de Villacorta después de la restauración y su autor, Alberto Comas .| JESÚS GONZÁLEZ
Fulgencio Fernández | 14/11/2021 A A
Imprimir
Villacorta, orgullosos de su puerta
Patrimonio Los vecinos de la localidad son los que han hecho realidad la restauración y recuperación de una histórica puerta, la de la iglesia del pueblo, que seguramente procedía de una vieja ermita desaparecida, la de San Pedro, con muchos siglos de antigüedad (tal vez del XII o el XIII)
La celebración de San Martín en Villacorta siempre es fiesta mayor pero este año tenía un motivo añadido para la satisfacción de los vecinos. Reestrenar la puerta de la iglesia, recién restaurada, y comprobar el excelente trabajo realizado por un artesano de la comarca, el carpintero Alberto Comas, de San Martín de Valdetuejar, cuyo trabajo calificaron los vecinos de ·impecable".

Tenían motivos para la alegría los vecinos pues habían sido ellos —y no ninguna institución ni el obispado— quienes propiciaron y sufragaron la excelente restauración, como subrayaba uno de los más activos en esta iniciativa, Jesús González. "Es muy importante señalar precisamente eso, la iniciativa y la colaboración vecinal para recuperar un bien muy preciado y que presentaba un estado de deterioro muy preocupante".

Otro aspecto muy importante de la pieza restaurada es su evidente valor histórico, que nadie pone en duda aunque haya algunos datos históricos que aún causan "intriga", como explica el padre Vito Tomás Gómez cuando habla de ella. Es evidente para él que las hojas de la puerta "no no fueron hechas para el lugar donde se encuentran" pues, señala, no están anotadas en el libro de fábrica del templo y, además, "el ajuste al hueco no es perfecto, para lo que se podía esperar del gran artista que las hizo".

Por otra parte, los "detalles de ornamentación" hacen deducir que "fueron hechos para un Papa santo" y en el pueblo hay una colina de San Pedro y allí "estuvo la ermita de San Pedro, que parece que estuvo en pie hasta los comienzos del siglo XIX". Señala Jesús González que es muy probable que "pertenecieran a esta ermita románica, cuya antigüedad nos podría llevar hasta el siglo XII o XIII; pero de lo que sí existe documentación es de que, en el ‘peor’ de los casos, sería del siglo XVII".

Lo que avala un incuestionable valor histórico para la puerta que hoy luce la iglesia de Villacorta y un aún más incuestionable valor sentimental para los vecinos que han hecho posible que la restauración de esta trabajada puerta sea una realidad.
Volver arriba
Newsletter