Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Viejos

BLOGGINGIR

12/12/2014 A A
Imprimir
Viejos
El alcalde de Prioro (lo recuerdo aún en los corros de aluches, fuerte y rocoso como las Conjas que dan acceso a su pueblo) intervino esta semana en el Senado para hablar del mayor problema que amenaza a la montaña leonesa: la despoblación. El problema no es diferente al del resto de los pueblos leoneses, salvedad hecha de los de los tres alfoces urbanos: los de León, Ponferrada y Astorga, en los que se concentran los que huyen de la soledad rural, y se percibe principalmente en el envejecimiento de sus poblaciones. Al contrario del título de la célebre película, León sí es país para viejos; es más, cada vez es más para viejos, puesto que los jóvenes huyen incluso de las ciudades, carentes de perspectivas y de horizontes tanto profesionales como de realización vital para ellos.
A cualquiera que llega a media mañana a León (y quien dice a León dice a Ponferrada o a Astorga, no digamos ya a las villas y pueblos de tamaño medio) y cruza sus calles céntricas lo primero que le sorprende es la cantidad de viejos que se topa uno por ellas, siendo casi éstos los únicos que pasean por algunas plazoletas y jardines. Se me dirá que los jóvenes están trabajando o en clase a esa hora, pero eso ocurre en todas las ciudades y, sin embargo, uno no lo percibe así o por lo menos no tan acusadamente. A las doce del mediodía en cualquier ciudad de tamaño medio española se ve gente de todas las edades mientras que en las del interior (las de León entre ellas) no hay prácticamente más que jubilados. De los pueblos ya ni hablamos, pues en la mayoría ya no hay ni siquiera viejos.
El problema hasta ahora no era alarmante, pero de un tiempo acá (y este periódico, como el alcalde de Prioro en el Senado, lo señalaba en un editorial reciente) se ha agudizado hasta el punto de que o se toman medidas políticas pronto o León va a quedar convertido en un erial, ni siquiera en el geriátrico que por desgracia ya es pese a que muchos leoneses no lo quieran aceptar para no deprimirse todavía más, supongo.
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle