Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Vicente Parra: "Pido cariño hacia el Lambrión"

Vicente Parra: "Pido cariño hacia el Lambrión"

CULTURAS IR

Imagen de vídeo Parra con la campana con la que anuncia la Semana Santa .
Mar Iglesias/ Laura Pastoriza | 18/03/2017 A A
Imprimir
Vicente Parra: "Pido cariño hacia el Lambrión"
El Confesionario Vicente Parra lleva 27 años dando la bienvenida a la Semana Santa ponferradina convirtiéndose en el Nazareno Lambrión Chupacandiles que, al son de su campana, anuncia esa celebración de una manera única
– ¿De qué pecado se confiesa?
– De uno que quizás se pueda considerar virtud. Soy demasiado exigente conmigo mismo y con lo que me rodea y eso en ocasiones es un defecto y llega a ser pecado.

– ¿Cómo llega el Lambrión a su vida?
– Llega a través de mi familia.Primero mi abuelo, luego mi padre y desde que él falleció, en 1990, yo. Veintisiete años siendo Lambrión.

– ¿Y qué queda de cada año saliendo como esa figura?
– Muchas vivencias que han sido importantes en mi vida y me han hecho madurar en el personaje.

– Porque el Lambrión ¿es el mismo que era su abuelo o su padre o ha ido evolucionando?
– Ha evolucionado mucho y ha tenido épocas mejores y peores. Ellos hacían el recorrido por toda la ciudad y hacían paradas en bares, cantinas, y donde eran reclamados.Sin embargo yo me limito a hacer el recorrido por toda la ciudad anunciando la Semana Santa el sábado anterior al pregón.

– El Lambrión sale de la Basílica y recorre toda la ciudad...
Si, me voy por la parte de abajo, la recorro entera y después vuelvo a la zona antigua a acabar el recorrido en la Basílica de la Encina.

– La figura que representa ¿está más valorada ahora que en los primeros años en los que comenzó a serlo?
– Muchísimo más. Cuando empecé, la figura estaba incluso abandonada por la parte de la Hermandad.
Salía solo y mi llegada a la Basílica era en una soledad absoluta.
No había un apoyo claro hacia este personaje, pero hoy es un personaje muy querido y bien acogido por todos los hermanos.

– Es un cargo, digamos familiar ¿le gustaría que tuviera continuidad en la saga de los Parra?
– Eso quiero y mi hijo también quiere , pero depende de la Hermandad. A mí me lo ofreció al morir mi padre y espero que a él también se lo ofrezca.

– ¿Qué consejo le da a su hijo para seguir en el momento que coja el relevo?
– No necesita consejos, porque está muy familiarizado con el cargo. Desde que nació pertenece a la Hermandad y, por supuesto, siempre me ha acompañado. Los dos somos costaleros y la vivencia del Nazareno la tiene muy enraizada igual que recuerdo que en su momento la tenía yo.

– ¿Qué es lo más emotivo que le ha pasado siendo Lambrión?
– Lo más emotivo fue coger el relevo de mi padre. Había fallecido y para mí era encarnar de una manera real y con una vivencia absoluta al personaje. Durante todos los años me he sentido muy bien siendo Lambrión.

– ¿Qué les pides a los ponferradinos hacia este personaje?
– Les pido apoyo y mucho cariño por el propio personaje, porque hubo unos años en los que parecía un personaje muy olvidado y padecía empujones e insultos. La gente al verme a mí solo por el centro de la ciudad me decían que el Carnaval ya había pasado.Eso era una constante, pero hoy ha cambiado mucho la figura del Lambrión. A través de los medios de comunicación se le ha dado mayor realce a esa figura del Nazarero y hace que los ponferradinos tengan un contacto más directo con él.
Volver arriba
Newsletter