Publicidad
Vía libre al nuevo entorno de Feve en León

Vía libre al nuevo entorno de Feve en León

ACTUALIDAD IR

Recreación virtual del nuevo aspecto del entorno de Feve. | L.N.C. Ampliar imagen Recreación virtual del nuevo aspecto del entorno de Feve. | L.N.C.
Alfonso Martínez / Víctor S. Vélez | 13/05/2021 A A
Imprimir
Vía libre al nuevo entorno de Feve en León
Infraestructuras Adif saca a licitación la urbanización del sector anejo a la estación de Padre Isla con una inversión inicial de 3,6 millones de euros. El objetivo es que esté lista en otoño de 2022
Han pasado tres años desde que finalizaron las obras de integración de Feve en su acceso hasta el centro de la ciudad de León. Y desde entonces estaba pendiente la urbanización de los terrenos anejos a la estación que la red de ancho métrico tiene en Padre Isla, liberados tras la apuesta por una plataforma tranviaria que lamentablemente sigue sin tener en el horizonte una fecha para ponerse en servicio.

En todo caso, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) acaba de licitar las obras para desarrollar el sector de terreno que se encuentra al rededor de la conocida popularmente como estación de Matallana. Así lo anunció este miércoles el alcalde de León, José Antonio Diez, quien explicó que el importe por el que han salido a concurso estos trabajos asciende a 3,6 millones de euros y que se trata de "una buena noticia" por el desbloqueo de unas obras que los ciudadanos "llevamos demandando muchísimo tiempo". "Es una obra realmente importante para la modernización de la ciudad de León", agregó el regidor durante su comparecencia.

Los trámites administrativos


Además, argumentó que la pandemia del coronavirus ha retrasado este visto bueno a las obras para proceder a la urbanización del entorno de Feve en la capital leonesa, puesto que era un compromiso adquirido justo antes de la irrupción de la crisis sanitaria. Sobre los plazos, el alcalde recordó que los procesos de licitación "suelen ser lentos" en la administración estatal, por lo que no será antes de septiembre u octubre cuando se adjudiquen los trabajos. De este modo, el objetivo más realista es que las obras "puedan ser una realidad" a lo largo del otoño del año que viene.

El proyecto licitado sigue la estela del elaborado durante el anterior mandato, cuando, tras no pocos avatares administrativos y discrepancias entre el Ayuntamiento y Adif, se firmó finalmente el convenio para desarrollar el sector. Fue el 21 de diciembre de 2018, aunque finalmente no se publicó en el BOE hasta el 17 de junio de 2019.

No hubo más novedad hasta que el pasado mes de diciembre el alcalde desveló la necesidad de redactar un nuevo proyecto para acometer la urbanización. Inicialmente se había apostado por una modificación del que sirvió para construir la plataforma entre el apeadero de la Asunción y Padre Isla, puesto que se utilizará también el remanente económico de su ejecución. Sin embargo, una inspección del Ministerio de Hacienda informó negativamente esta decisión, por lo que ha sido necesario redactar el proyecto que ahora se ha licitado.

En cualquier caso, como ya se ha dicho, la intervención prevista en la zona es similar a la planteada entonces y se aleja de la que se puso sobre la mesa antes de que comenzasen las obras de integración de Feve en septiembre de 2011. La principal diferencia es que se han rebajado las pretensiones de desarrollo inmobiliario en esta zona (120 viviendas frente a las 141 previstas en entonces).

Los detalles del proyecto


Es preciso recordar que el proyecto prevé principalmente la apertura de dos nuevos viales. El primero servirá para prolongar la calle Bilbao hasta enlazar con Padre Isla después de pasar al lado de Espacio Vías. Esta calle finaliza ahora en una valla que linda con los terrenos ferroviarios y el objetivo de su apertura es agilizar la llegada al centro y lograr que los coches que suben hacia Álvaro López Núñez por Federico Echevarría puedan hacer el sentido inverso sin necesidad de ir a Ramón y Cajal.

Mientras, el segundo vial sería paralelo a la calle Renueva y uniría Padre Isla con Ramón y Cajal. En este sentido, será necesario derribar el muro que separa esta calle de los terrenos de Feve, concretamente de la zona donde se encontraba la casa del guarda. A priori, cuando se haya ejecutado, cambiará el sentido de circulación de Renueva.

El proyecto prevé además dos pequeñas calles de coexistencia. Una ocupará parte del actual trazado de la calle Bilbao, puesto que está previsto que se desvíe ligeramente hacia la izquierda mediante la construcción de un muro pantalla para poder prolongarla hasta Padre Isla. La zona que ahora va a dar a la valla será la que se convierta en calle de coexistencia. En este punto habrá una rampa y una escalera para poder acceder al paseo peatonal de Feve.

El segundo vial de coexistencia se ubicará detrás de Espacio Vías, donde estará también parte de los 10.000 metros cuadrados de zona verde incluidos en el proyecto, aunque la mitad serán edificables en el futuro. En este sentido, las parcelas urbanísticas tendrán acceso peatonal y rodado, así como de los servicios urbanos necesarios para que adquieran la condición de solar y puedan salir al mercado inmobiliario.
Volver arriba
Newsletter