Publicidad
Vega de Valcarce se moviliza contra la huida de su último banco

Vega de Valcarce se moviliza contra la huida de su último banco

EL BIERZO IR

Oficinas de Vega de Valcarce del Banco Santander que piensan cerrar este mes. Ampliar imagen Oficinas de Vega de Valcarce del Banco Santander que piensan cerrar este mes.
Mar Iglesias | 06/04/2021 A A
Imprimir
Vega de Valcarce se moviliza contra la huida de su último banco
Sociedad La marca Santander prepara un cierre parcial de sus oficinas y los vecinos han remitido una petición para que no la efectúe/ De no conseguir mantenerla, aseguran que se manifestarán ante su sede
“Teníamos tres bancos y en tres años nos hemos quedado sin ellos”, explica José Luis García, presidente de la agrupación de castañicultores Tres Valles y uno de los promotores de la lucha por mantener el último banco que ahora quiere dejar Vega de Valcarce a partir del 23 de abril.

Junto al concejal del PP en ese Ayuntamiento, Rafael Santín, han ido recogiendo firmas de los vecinos con el fin de mostrárselas al Banco Santander, al que piden una reflexión sobre su marcha de la zona. Incluso García apunta que este será un primer movimiento de protesta “pero no descartamos realizar movilizaciones para que se queden”.

Y es que argumenta que esta oficina “está enclavada en el Camino de Santiago en el último municipio de León y frontera con Galicia lo que conlleva un gran transito turístico así como movimiento en albergues y servicios de hostelería”. Todo ello reconoce que es riqueza, la que siempre ha tenido el pueblo “porque aquí había ferias en los años 70 y 80 y casi todo el mundo tenía su negocio”. Por eso llegaron a tener tres bancos en una zona en la que no había más. De hecho Vega de Valcarce es el único municipio de los cuatro que están cerca –Balboa, Trabadelo y Barjas son los otros tres- que cuenta con banco.

Una zona de ganadería y agricultura importante “solo en Balboa hay 22 ganaderos, 16 de ellos jóvenes y emprendedores, en Vega no hay menos de 20 y en Trabadelo también”. Además, la cultura de la castaña ha repuntado, hay quesería, cervecería, farmacia… y también supone riqueza en la zona, donde “radica la empresa que más factura en la provincia de León”, dice García. La empresa Valcarcel, con gasolineras y hoteles está en la zona y no descartan solicitarle al empresario que apoye ese mantenimiento de la oficina. “Los ganaderos gestionan la PAC en este banco con el que operan restauradores y albergues”, dice García.

Además, no entienden como hace unos meses, la entidad contrató a un segundo empleado para esa oficina que ahora pretende cerrar y centralizarla en Villafranca para dar servicio a la zona solo unas horas dos días a la semana. Eso va en contra de lo que considera que debe hacer un banco “es un vínculo de unión, porque la gente va al banco y de paso hace la compra...”, explica. Precisamente fueron las tiendas las que dieron la voz de alarma sobre este problema “porque saben que se pierde la relación con las personas”.

Los vecinos en su carta aseguran que “no pretendemos inmiscuirnos en la rentabilidad de la oficina de Vega, pero a nadie se le escapa que siempre tiene clientes y más comparándolo con las otras oficinas de banca próximas. Sinceramente nos parecía que lo que necesitaba eran dos empleados y no cerrarla parcialmente, además considerando que los gastos estructurales al seguir la oficina semiabierta van a ser los mismos”, apuntan. Pero además dicen que “nos tememos que si se consuma este cierre parcial pronto se convertirá en definitivo”.

Aunque podría haber movimientos de otras entidades para instalarse en Vega, consideran que no es de recibo proceder al cierre, apuntando también una labor social de la que tiene que ser consciente el banco. Tras mantenerse con la riqueza de los negocios de personas que ahora se han jubilado, parece no interesarse por acercarle sus pensiones “somos conscientes de que los bancos no son una ONG. Pero una oficina como la de Vega atiende entre otros, a una población envejecida que no tiene facilidad para la banca electrónica, y dificultades para desplazarse a Villafranca del Bierzo, y este colectivo confía en la persona de la oficina y la marca Santander, y en este aspecto podemos considerar que el Santander realiza una labor social como otras que practica esta entidad”.

El interés por mantener abierta la oficina bancaria tiene que ver también con recuperar a esa España Vaciada de la que se habla y que sigue perdiendo fuelle con estos movimientos “debemos reclamar los servicios en los pueblos para que se mantengan vivos”, aportan los firmantes que han visto como en otras zonas bercianas se ha seguido el mismo camino.

García apunta que este es un primer movimiento pero no descarta realizar otros con el fin de que Vega de Valcarce no siga perdiendo servicios que considera fundamentales para mantenerse e incluso crecer.
Volver arriba
Newsletter