Publicidad
Vecinos de Santiago Millas aseguran llevar dos días sin agua

Vecinos de Santiago Millas aseguran llevar dos días sin agua

ACTUALIDAD IR

Imagen de Santiago Millas. | GOOGLE MAPS Ampliar imagen Imagen de Santiago Millas. | GOOGLE MAPS
P. Ferrero | 21/07/2021 A A
Imprimir
Vecinos de Santiago Millas aseguran llevar dos días sin agua
Comarcas Afirman no saber cuál es el problema "y no hay nadie a quien preguntar", porque "desde el Consistorio no se ha dado ninguna explicación al respecto"
Los vecinos de Santiago Millas salen al paso para reivindicar un servicio tan básico y esencial como es el agua potable en sus viviendas. Y es que, los habitantes del pueblo han hecho público que, en este martes, los grifos de las casas llevaban dos días seguidos secos, "sin brotar agua potable ni de ninguna clase".

La indignación de los afectados es patente y señalan a la administración local, porque, según ellos, "el Consistorio de la histórica villa no emite información alguna a los vecinos residentes y en la sede electrónica del Ayuntamiento tampoco se ha hecho eco de aviso alguno". De esta manera, apuntan que "lo cierto es que desde finales de 2019, los grifos de Santiago Millas escupen barro de hierro y manganeso sin que la Alcaldía sepa evitarlo: bidones de agua de la Eragudina y botellas de agua mineral son la solución que le queda a la población. En cuanto a lavarse, hacer de tripas corazón y encomendarse a los santos de cada uno para que el puré falsamente llamado agua de consumo público no sea perjudicial para la salud", advierten.

Algunos vecinos creen que, por lo que se ha comentado, que el problema puede derivar de que "se ha perforado una nueva captación demasiado cerca del problemático pozo actual y que no ha habido la puntería deseable, interconectándose ambas captaciones; así, el ponzoñoso contenido original habría echado a perder la perforación nueva y gran parte de las infraestructuras públicas de depósito y de distribución de agua". Sin embargo, aclaran que son todo "especulaciones", y lamentan que "no haya nadie a quién preguntar".
Volver arriba

Newsletter