Publicidad
Vecinos de Santa Marina del Sil : "Tenemos que dar un rodeo de 30 kilómetros estando a diez"

Vecinos de Santa Marina del Sil : "Tenemos que dar un rodeo de 30 kilómetros estando a diez"

EL BIERZO IR

Ampliar imagen
D.M. | 23/11/2020 A A
Imprimir
Vecinos de Santa Marina del Sil : "Tenemos que dar un rodeo de 30 kilómetros estando a diez"
Infraestructuras Santa Marina reprocha al presidente de Miño-Sil que diga que el vial del pantano "no es prioritario" y no afronte repararlo
Las recientes declaraciones del presidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, José Antonio Quiroga, en las que afirmaba que afrontar la reparación de la carretera del Congosto y Santa Marina por el pantano «no era una prioridad» ha despertado un auténtico malestar entre los vecinos de Santa Marina, los colectivos de la localidad y la plataforma ciudadana que recientemente inició una recogida de firmas para pedir la mejora del vial.

El presidente del Centro de Iniciativas Turísticas (Cit), Ángel González, uno de los colectivos de dinamización cultural y turística de la zona, le reprocha a Quiroga que «ni es una prioridad, cómo ha ducho, ni lo es ni lo ha sido en los últimos 20 años. Si hubieran cumplido con el mantenimiento por la responsabilidad que tienen sobre la titularidad, la carretera no estaría ahora como está», cerrada por desprendimientos.

Se queja González que en este tiempo, la Confederación se ha limitado a «poner letreros y cortarla» y duda, que por muy autónomo que sea el organismo, tenga las competencias para cortar definitivamente ese vial, «provisionalmente podría ser, pero definitivamente no lo creo» . Lo que sí tiene claro es que «los más perjudicados son los vecinos de Santa Marina y de Congosto.

González recoge el malestar vecinal y afirma no comprender como la otra carretera del pantano, la que baja sobre la presa esté tan bien atendida y sin embargo no así la que va a su pueblo «si es de la misma red.
Además, también recrimina que Quiroga dé por buena las «alternativas», según dijo, de otros viales para llegar a estos pueblos. «Sí, para ir a Orense, podemos ir a Santiago, ganar el Jubileo y volver a Orense», dice con ironía, pero se pregunta «qué alternativas son esas, que para un recorrido de 10 kilómetros tenemos que hacer un rodeo de casi 30 kilómetros», explica.

También recuerda a la Confederación que ese vial no fue un regalo, sino una carretera que tuvo que hacer para sustituir a un camino primigenio muy usado antes. «Lo que no hay voluntad, dice que es muy costoso, pero si le hubieran hecho el mantenimiento anual, no habría llegado a donde hemos llegado, es ya como una burla un poco macabra a los vecinos, porque somos pocos y damos poca guerra y prefieren lucirse en grandes paseos fluviales más vistosos», se queja.
Volver arriba
Newsletter