Publicidad
Varas de medir

Varas de medir

OPINIóN IR

03/03/2021 A A
Imprimir
Varas de medir
Hace ya tiempo que me pierdo con todo esto de la covid-19… No sé tú, pero yo, entre contagiados, fallecidos, incidencia acumulada, ocupación de camas UCI, brotes, cepas, olas, vacunas, plazos, niveles de alerta, restricciones… me armo un lío considerable que no soy capaz de entender ni siquiera escuchando a Darias, Simón, Casado o Igea. Ni tampoco a Victoria Abril, que conste…

Sí tengo claro que la situación es muy grave. Que ha muerto mucha gente… por no hablar de todos los que las han pasado canutas. Y que no se puede jugar con un asunto como este, que debería ser la máxima prioridad…

Por eso me cuesta comprender algunas decisiones… A veces da la impresión de que se usan distintas varas de medir. La pandemia ha obligado a restringir nuestros derechos. Vale. Pero resulta difícil entender, por ejemplo, que en las pasadas elecciones catalanas se haya permitido salir de su aislamiento a los positivos por covid-19 para ir a votar. Supongo que no se encontró otro sistema pero, ¿por qué no haber postergado los comicios?

Ahora están en el candelero las convocatorias para el 8-M. Aunque lo de menos es el motivo… o debería. Si se establecen unas normas –distancia interpersonal, mascarillas…–, lo mismo han de servir, digo yo, para conmemorar el Día de la Mujer o para, pongamos por caso, concienciar sobre la importancia del medio ambiente o solicitar mejoras en la sanidad. O para manifestar nuestra fe…

Y no hablo de sacar pasos por la ciudad –aquí, además, el asunto quedó más que zanjado–; simplemente me pregunto qué pasaría –en caso de que no hubiera directriz diocesana en contra, claro– si se quisiera celebrar, por ejemplo, un viacrucis en la calle, solo con un crucifijo. ¿Crees que se autorizaría? Y, ya puestos: ¿lo verían con buenos ojos quienes defienden el derecho a manifestarse el 8-M? Le doy, si quieres, la vuelta: quienes ponen el grito en el cielo por no haber procesiones, ¿apoyan también salir a la calle el próximo lunes? ¿Cuál decíamos que era la prioridad máxima?
Volver arriba
Newsletter