Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

"Vamos a menos, creo que hace falta sangre nueva"

"Vamos a menos, creo que hace falta sangre nueva"

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Estefanía Niño | 08/04/2019 A A
Imprimir
"Vamos a menos, creo que hace falta sangre nueva"
Entrevista Noemí González, candidata del PSOE a la Alcaldía de La Pola
Noemí González asume el reto de liderar la lista del PSOE a la Alcaldía de La Pola de Gordón. Es de sobra conocida en la comarca por su labor educativa en el colegio de Ciñera, y llega con un nuevo equipo lleno de ilusión y el reto de cambiar las cosas, de buscar oportunidades en una comarca en la que se ha implantado el conformismo ante la crisis.

–Se presenta por el PSOE a la Alcaldía de La Pola de Gordón, ¿qué le motiva a dar este paso?
–Creo que llegó la hora de un cambio. Vamos a menos, y creo que hace falta sangre nueva. A lo mejor no soy lo mejor, pero sangre nueva hace falta. Hace falta alguien que venga con fuerza y busque soluciones.

–Es de sobra conocida en la comarca por su labor docente en el colegio de Ciñera. ¿Es un punto a su favor el hecho de que la conozcan, precisamente, por su dedicación y su labor educativa?
–Siempre es bueno que te conozcan porque curras, es bueno que te conozcan porque trabajas, y en mi caso en educación que a mí me parece lo más bonito.

–El colegio de Ciñera es ejemplo para muchos centros en cuanto a actividad, a innovación, quizá por eso hay esa chispa de ilusión en parte de la población porque usted sea la candidata a la Alcaldía…
–Me encanta eso, me gusta mucho, claro. El hecho de que te conozcan en el campo de la educación, que te conozcan por ser innovadora y por mover a los niños, es algo muy bueno, y si me sirve para lo demás, pues genial.

–Concurre a estas elecciones municipales con un PSOE renovado. Se habla de ilusión, de gente muy preparada. ¿Qué cualidades destacaría de su lista? ¿Qué puede adelantarnos?
–Yo creo que todos vamos con la misma ilusión. Somos gente que no habíamos pensado antes en meternos en esto, que vivimos en la zona, y que estábamos dejando en manos de otros que se moviera esto, que fuera pasando la vida… Todos sabemos que se acabó la mina, y estábamos esperando a que alguien hiciera algo. Hemos llegado a la conclusión, ahora, de que hay que hacerlo, que otros no lo van a hacer por nosotros.

–Hablamos de una comarca deprimida por la despoblación, el desempleo, la crisis minera… ¿Han pasado ya demasiados trenes para Gordón? ¿Hay esperanza?
–Me presento porque creo que se pueden hacer cosas, si pensase que esto está muerto no me hubiera presentado.

–Estamos en un momento en el que se habla de la transición justa para las comarcas mineras, de planes de reconversión, y ya hemos vivido muchos planes del carbón que no han dado frutos. ¿Será este el tren definitivo?
–Ojalá que sí, a eso vamos. Hace falta. A lo mejor sí que hubo intención de reindustrializar, pero creo que se dejó demasiado en manos de ‘vamos a hacer cuatro cursos’, y luego sí que hubo partidas para negocios privados, pero no se movió. La gente eso no lo sabe. Yo creo que antes debíamos hacer dicho hay este dinero que viene para hacer negocios privados, y no dejarlo ahí. Deberían haber dicho ‘oye mira, con este dinero podíamos hacer esto y esto, ¿tienes intención?, pues venga vamos a empezar’. Faltó ese paso.

–¿Cuáles serían, a grandes rasgos, los ejes de su programa electoral o las intenciones que queréis plasmar?
–Creo que las intenciones de todo el mundo son las mismas: sería crear industrias, negocios, sitios donde la gente puede trabajar, atraer industrias. No sé, por ejemplo, los envases reciclables, mil cosas tiene que haber. Aquí tenemos edificios que se pueden usar, que están hechos, que es decir los ofrezco.

–Se habla mucho de la Reserva de la Biosfera, ¿cree que se está explotando de manera adecuada o se podría hacer más?
–Claro que se pueden hacer muchas cosas. Lo de explotar no me gusta mucho esa palabra, porque cuando explotas una cosa mucho, al final no es bueno. Pero sí trabajar en ello, y conseguir puestos de trabajo con ello también, manteniéndolo, como se hace en otros sitios.

–Tal y como comentaba antes de iniciar la entrevista, no viene al mundo de la política con un afán de rivalidad, sino más bien de conciliar, de no buscar el enfrentamiento con el resto de candidatos. ¿Eso lo vamos a ver plasmado en la toma de decisiones si llega a la Alcaldía?
–Espero que sí. Nunca promuevo el enfrentamiento, ni me gusta. Lo que pasa es que el ambiente político que se ve a nivel de ciudadano, que estás viendo que la gente se insulta… Yo eso no lo quiero ni en el partido en el que voy ni con los demás. Espero que entre todos podamos trabajar por la zona, es que no quiero ni llamarlo política.

–Estamos en un momento en el que la mujer, la revolución femenina, pide más voz, más apoyo. ¿Veremos algo así en el Ayuntamiento si llegan a gobernar?
–Más representación y más apoyo, y menos trabas.

–Apoyos, ¿en qué sentido? Estamos viendo que en muchas ocasiones el apoyo institucional se limita a una pancarta y flores el día marcado en el calendario…
–Lo que decía antes que hizo falta cuando llegó el dinero del Miner, que había partidas para gente puntual, no solo era para cursos. Hubo dinero en aquel momento para abrir tu negocio, para abrir tu empresa, pero nadie se echó para adelante y dijo ‘lo voy a hacer’ porque creo que no hubo asesoramiento, faltó alguien del Ayuntamiento que fuera el intermediario entre la información y las posibilidades que había y las personas que buscaban algo de lo que poder comer. No se sabía ni siquiera que ese dinero estaba ahí, ni lo que había que hacer para conseguirlo, ni cómo iba a haber que devolverlo, no se supo. Para las mujeres lo mismo. Me hace mucha gracia que la gente diga ‘¿Pero cómo te atreves?’.

–Al hilo de lo que hablamos, del desempleo, de aprovechar los recursos, en muchos sitios se está fomentando el cooperativismo femenino ¿Podría ser una solución para dar un empuje a la zona?
–De mujeres, y de mujeres y hombres, no solo de mujeres. Las mujeres somos una más, y lo que tenemos que hacer es dar el paso y estar ahí. Debe haber alguien que se ocupe de eso, que diga ‘Venga, ven, que vamos todos juntos’. Hace falta eso.
Volver arriba
Newsletter