Publicidad
Valorizando el manzanal

Valorizando el manzanal

OPINIóN IR

09/03/2017 A A
Imprimir
Valorizando el manzanal
En el área del puerto del Manzanal, a caballo entre las comarcas de la Cepeda y el Bierzo alto, existe una iniciativa que es una oportunidad económica para toda la zona. Este proyecto cuenta con el recurso más importante: el capital humano. Un grupo de personas comprometidas con su tierra está poniendo en valor las singularidades de la zona. Los miembros proceden de Montealegre, La Silva y Manzanal del Puerto.

En esa zona podemos encontrar las interesantes ruinas de un monasterio románico: el de San Juan de Montealegre, en un lugar de gran belleza. La singularidad de su extraña cabecera poligonal, el trabajo de desbroce realizado por el grupo y la preparación del entorno para recibir visitantes hace de este enclave un polo de atracción, si recibe un tratamiento publicitario adecuado.

A eso hay que añadir otros atractivos como el cañón del Górgora, una sucesión de cascadas que se despliegan en el rápido descenso del riachuelo del mismo nombre. La ruta para su descenso, una experiencia propia de aventureros, está siendo preparada por este equipo de gente entregada al proyecto. Se trata de uno de los mejores recorridos en su género que existen en León.

Sin embargo no termina ahí la puesta en valor de esos valles, puesto que se están preparando también accesos a pie a las cascadas. Se ha diseñado como recorridos aptos para cualquier persona, que permitan alcanzar los saltos de agua en apenas cien metros desde el coche. La iniciativa coincide en su filosofía con la propuesta de Proyecto León a la Diputación para habilitar casi 100 puntos que reúnan singularidad, accesibilidad para personas mayores, bebés y mujeres embarazadas, y cercanía a las vías de comunicación rodada. En esa idea existe un gran futuro y muchas posibilidades de mejora.

La genialidad de la iniciativa de Montealegre ha convertido las ruinas industriales de la minería en un recurso valioso. Los accesos a esta red de lugares se realizan utilizando la infraestructura que dejaron las explotaciones mineras. Los cargaderos de carbón se convierten en aparcamientos y las pistas en accesos hasta lugares insólitos. Por eso esta línea de trabajo resulta excepcional y un ejemplo para tantas zonas degradadas y desertizadas como hay en nuestra provincia.

El grupo que valoriza los recursos de Montealegre, La Silva y Manzanal debe recibir la ayuda y el apoyo de las instituciones. Pero cuando existen las personas para pilotar el proyecto hay una necesidad fundamental: que no se les pongan obstáculos, que se les faciliten las soluciones. Solo así se podrá explotar todo su potencial.
Volver arriba

Newsletter