Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Valladolid 27 - Ademar 26: El fondo del pozo estaba en el derbi

Valladolid 27 - Ademar 26: El fondo del pozo estaba en el derbi

DEPORTES IR

Sebas Simonet busca el lanzamiento ante la defensa vallisoletana. | JAVIER QUINTANA Ampliar imagen Sebas Simonet busca el lanzamiento ante la defensa vallisoletana. | JAVIER QUINTANA
J. A. | 19/04/2019 A A
Imprimir
Valladolid 27 - Ademar 26: El fondo del pozo estaba en el derbi
Balonmano / Liga Asobal El equipo leonés cae derrotado por primera vez en su historia ante el Atlético Valladolid en un mal partido que le aleja de Europa
El Abanca Ademar tocó fondo este Viernes Santo en el derbi autonómico ante el Atlético Valladolid. Un partido que refleja lo tocado que está el equipo leonés ya desde la ajustada victoria en Alcobendas y que a partir de ahí ha traído un empate ante Cuenca en el Palacio, un tremendo varapalo en la Copa del Rey y ahora una derrota en un partido especial que enciende todas las alarmas para el Abanca Ademar, cuya no presencia en Europa la próxima temporada es ya toda una posible realidad.

Un momento que se plasmó a la perfección en el desenlace del partido en Huerta del Rey, donde el Abanca Ademar perdía por dos goles a falta de un minuto tras haber fallado Mario López (el mejor de los leoneses) un lanzamiento de 7 metros. David Pisonero pidió tiempo muerto en lo que parecía incluso un gesto antideportivo. Desde luego no le salió bien al técnico vallisoletano, porque en la reanudación el Ademar recuperaba la pelota y Jaime Fernández ponía a uno a su equipo en el contraataque. Restaban menos de 30 segundos y los ademaristas buscaban a la desesperada un empate que hubiera amortiguado el golpe. Y lo rozó el equipo leonés, que en la última acción resumió su temporada. Pudo recuperar el balón el equipo de Rafa Guijosa, pero Simonet eligió mal en la última acción y quizás con un pase más sencillo para el mano a mano con el portero, decidió jugársela contra un defensor pucelano marrando su lanzamiento a parada de un sensacional César Pérez.

Lo celebró Valladolid como un título. Lo lamentó el Ademar como el fracaso que es para este equipo una nueva derrota.

Fue el punto y final a un partido en el que los leoneses fueron a remolque durante toda la primera mitad a pesar de poder llevar el partido empatado al descanso. No funcionó de nuevo la defensa ademarista y Abel Serdio fue una pesadilla en los 6 metros, por sí mismo o sacando penaltis que Adrián Fernández se encargó de materializar. En ataque los problemas que se han convertido ya en habituales y que volvieron a tener a Pesic como 'desatascador'. De hecho, cuando mejor estuvo el Ademar fue cuando recuperó unas señas de identidad que parecen perdidas, con la defensa, la portería y los extremos corriendo con Mario López como estilete. 

La aparición de Slavic en la segunda parte le dio otro aire al Abanca Ademar, que pudo explotar su potencial. Gracias a ello recuperó el mando en el marcador el conjunto leonés, aunque a trompicones, con las exclusiones marcando las diferencias entre los dos equipos. 

Con un cuarto de hora de juego por delante los de Rafa Guijosa tuvieron oportunidad para romper el partido, la desaprovecharon y Valladolid volvió al partido en un intercambio de goles que Rodrigo dejaba con el marcador empatado (25-25) a falta de cinco minutos. Ruben Río adelantó a los suyos y el Ademar ya no fue capaz de igualarlo. 

Un palo duro de asimilar, que obliga a reflexionar de nuevo mucho también de cara al futuro... y con el Barça en el Palacio en 7 días.
Volver arriba
Newsletter