Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Valencia de Don Juan, donde el Esla tiene su mayor fortaleza

Valencia de Don Juan, donde el Esla tiene su mayor fortaleza

ESPECIALES IR

El castillo de Valencia de Don Juan, uno de los vestigios de su historia más contemplados por los visitantes. | L.N.C. Ampliar imagen El castillo de Valencia de Don Juan, uno de los vestigios de su historia más contemplados por los visitantes. | L.N.C.
T.G. | 20/11/2019 A A
Imprimir
Valencia de Don Juan, donde el Esla tiene su mayor fortaleza
Intur Reconocida por su castillo gótico, recordada por sus veranos y el lugar al que siempre poder regresar como el destino ideal en cualquier estación
Si el Esla no fuese un río y en vez de un cauce fuese un camino, tendría una parada ineludible en la que tiene su mayor fortaleza: Valencia de Don Juan. Pasar y no parar es un delito que se paga caro con todo lo que se pierde por no hacerlo. Si es invierno, no se fíe del frío y déjese embaucar por las piedras milenarias de su castillo gótico-militar del siglo XV. Si coincide que la visita es al atardecer, mire más allá de él y contemple desde el mirador anejo la Vega del Esla que imponente se extiende a los pies del castillo. Si es primavera, acérquese a la Vía Verde, pasee por la senda que en su día surcó el Tren Burra. Si es verano, aproveche para refrescarse en sus divertidas piscinas. Si es otoño, disfrute del castillo, pasee por la Vía Verde, contemple la Vega del Esla, visite los museos coyantinos, aproveche para conocer a su gente, tome un Prieto Picudo o un Albarín en cualquiera de sus muchos bares, no se pierda las programaciones culturales especiales del Ayuntamiento durante todo el año. Cualquier estación tiene a Valencia de Don Juan como un destino ideal imprescindible para entender cuáles son los motivos que hacen que la ciudad coyantina sea la fortaleza del Esla.

Valencia de Don Juan recibe anualmente a miles de turistas atraídos por sus monumentos, museos, piscinas, programación ferial y oferta gastronómica, así como por las fiestas y los eventos culturales y deportivos de gran nivel que acoge a lo largo de todo el año. De todo ello, es su castillo uno de los principales atractivos. La bella fortaleza gótica debida a nobles familias portuguesas exiliadas de aquel reino, mantiene importantes restos arquitectónicos (siglo XV) y alberga un museo que este año ha sido visitado ya cerca de 6.000 personas.

El Ayuntamiento de Valencia de Don Juan posee también otra colección museográfica muy interesante, el Museo de la Indumentaria Tradicional Leonesa (Mitle), que mediante exposiciones temporales exhibe periódicamente sus magníficos fondos de ropa antigua de las distintas comarcas de la provincia de León, siendo la referencia en esta materia y un puro deleite disfrutar de una visita guiada con todo lujo de detalles a través de las que viajar por la historia de la moda y con la que conocer mejor las raíces de León a través de las más de 2.000 piezas que lo componen.

Por las calles de la antigua Coyanza, así se llamó hasta el siglo XIII, pueden verse todavía algunas casonas señoriales como el Palacio de los Condes (del siglo XVII) o burguesas como el Palacete de los Ortiz (de 1910), la antigua estación del Tren Burra (1915), o edificios religiosos. Sus iglesias guardan verdaderas joyas artísticas; en la de Nuestra Señora del Castillo Viejo (XVII) puede contemplarse la talla gótica de la Virgen del Castillo (XIII) y en la parroquia de San Pedro Apóstol (XIX) un bello retablo del Salvador (XVI), obra de Guillermo Doncel con posibles aportaciones de Juan de Juni. Una buena muestra del patrimonio religioso coyantino sale también a la calle en su Semana Santa, siendo el día de Viernes Santo muy especial al haber sido declarado recientemente de Interés Turístico Provincial por su solemne procesión del Santo Entierro.

El recorrido por la localidad debe acompañarse del disfrute de su estupenda gastronomía. Es Valencia de Don Juan la sede de la Denominación de Origen León, por lo que pueden catarse los mejores vinos de las variedades Prieto Picudo y Albarín. Numerosos establecimientos de hostelería ofrecen exquisitos platos para todos los gustos, destacando entre otros el Restaurante Casa Alcón, uno de los cuatro únicos de la provincia reconocidos en la guía Bib Gourmand de Michelin, o el Restaurante Roxy, ensalzado por el periodista José Ribagorda en su libro Cocineros sin estrella (Planeta, 2012).

Dispone también Valencia de Don Juan de un interesante patrimonio natural. Muestra de ello es la Vía Verde del Esla, los parques y jardines urbanos como el de Los Patos (junto al castillo), la campiña de Tierra de Campos o la frondosa ribera del río Esla. En todas estas zonas se puede disfrutar de una variada flora y fauna, destacando entre el patrimonio ornitológico las avutardas y garzas.

El polideportivo municipal alberga unas magníficas piscinas y espacios recreativos donde disfrutar de descanso y diversión a partes iguales. Además de las piscinas habituales, Valencia de Don Juan cuenta con otras lúdicas que disponen de toboganes, juegos de agua e incluso olas. La localidad también organiza eventos deportivos de gran interés, contando con magníficas instalaciones (frontón cubierto, pabellón, campos al aire libre y circuito de motocross/autocross).

La música, el folclore y en general la cultura son factores indisociables de la localidad. Su programación anual es abundante en este sentido, destacando distintas ferias temáticas que a lo largo del año ofrecen la posibilidad de repetir visita a Valencia de Don Juan: ferias del libro, medieval, del vino, de artesanía, food-trucks, encuentro de pendones… Todos los sábados de julio y agosto hay programación gratuita con el programa ‘Las Noches del Castillo’ y el colofón final al verano lo ponen las fiestas en honor al Bendito Cristo de Santa Marina y a Nuestra Señora del Castillo Viejo con una programación que se extiende durante una decena de días en los que la calle son una gran fiesta, mezclando en ella las tradiciones y alguna que otra novedad.

La Navidad en Coyanza

Por último, entre las novedades más recientemente incorporadas destaca la programación navideña. Valencia de Don Juan quiere desestacionalizar su oferta lúdica y para ello va a desarrollar una intensa agenda navideña entre el 6 de diciembre de 2019 y el 6 de enero de 2020. La plaza Mayor albergará una gran pista de hielo real de 300 metros cuadrados de superficie, con un árbol de cuatro metros de altura en su zona central, decoración navideña basada en iluminación y el tradicional Belén.

Se programarán conciertos como el de la Banda de Música de la localidad, la Coral Coyantina y el que tendrá lugar el 23 diciembre en la parroquia de San Pedro Apóstol a cargo de la Orquesta Sinfónica Odón Alonso de la ciudad de León. Para disfrute de mayores y pequeños tendrá lugar un maravilloso festival de magia, con doce actuaciones los días 26, 27, 28 y 29 de diciembre. belenes y el 31 de diciembre tendrá lugar la San Silvestre Coyantina. Y por supuesto, sin olvidar la presencia de Papá Noel y los Reyes Magos de Oriente. Un completo programa para disfrutar como nunca de Valencia de Don Juan en Navidad y no perderse una visita en estas fechas o en cualquiera.


La Feria de Febrero se acerca al "gran centenario"


Hay una fecha del año que el calendario coyantino tiene marcada en rojo y es el tercer jueves de cada mes de febrero, mes en el que se celebra su afamada Feria Multisectorial. Esta cita encara la cuenta atrás para conmemorar que fue hace 100 años cuando comenzó su andadura. En este siglo mucho ha cambiado la actividad del campo y con ello ha ido evolucionando la cita que empezó con los burros garañones como protagonistas y es hoy uno de los escaparates más potentes en cuanto a maquinaria agrícola en Castilla y León.

En 2020 cabe destacar que la Feria de Febrero celebra su Centenario. Si la misma ya se había consolidado como uno de las principales encuentros del país a nivel agrario, esta próxima edición tendrá un mayor impacto si cabe, mostrando la maquinaria más avanzada pero completándose con una mirada al pasado y la apuesta por los productos de calidad que actualmente ofrece la industria agroalimentaria. Se celebrará los días 20, 21, 22 y 23 de febrero de 2020.

Volver arriba
Newsletter