Publicidad
Utilizando las raquetas

Utilizando las raquetas

CULTURAS IR

Cruzando el puente sobre el arroyo del Cáscaro. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen Cruzando el puente sobre el arroyo del Cáscaro. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 29/11/2019 A A
Imprimir
Utilizando las raquetas
La ruta de la semana Una ruta fácil y corta, aunque en el invierno conviene irse adaptando poco a poco y no cometer excesos que posteriormente se han de pagar
Hay muchas convocatorias de recorridos con raquetas en estos meses de invierno, cuando la nieve cubre la mayor parte de las montañas leonesas. Este año la nieve ha caído bastante pronto y es de esperar que dure, aunque la lluvia puede convertir en agua todo el manto blanco con rapidez. Esta actividad se programa con antelación, por lo que no se puede tener una previsión exacta de cómo se encontrará el terreno en el momento en que se celebre y a veces ha sido necesario posponerlas o anularlas.

Sin embargo es preciso saber utilizarlas y nada mejor que un recorrido muy corto para ajustarlas a las botas y ver si hay algún problema que se pueda presentar en el desarrollo de una ruta que sea más complicada.

La ruta circulará por las dos riberas del arroyo del Cansequillo, que tambien recibe aguas de los arroyos de Valmayor, Murias y Cáscaro para bajar después hacia el Torío desembocando a la altura de Pontedo.

Como se ha dicho es fácil y corta, aunque en el invierno conviene irse adaptando poco a poco y no cometer excesos que posteriormente se han de pagar. Es importante tener mucho cuidado con el hielo y no utilizar nunca las raquetas en pendientes muy heladas, pues se puede encontrar el caminante en un grave problema.


Desarrollo de la ruta

La ruta comienza en la localidad de Canseco, nevada en estos momentos, por lo que es preciso comenzar a utilizar las raquetas desde el principio, aprendiendo a colocarlas y dar pasos con ellas que para quienes no están habituados puede resultar un poco farragoso. El camino se inicia en la plaza, tomando el camino que sale en dirección norte en la parte izquierda del arroyo, siguiendo desde la fuente por la calle de la izquierda. Se camina por una zona en la que la nieve se puede estar diluyendo y hay tramos en los que la nieve deja paso a pequeños regueros de agua. Como no se trata de rocas, no conviene quitarse las raquetas y se puede andar sobre la hierba del camino.

La ruta pasa por algún arroyo que baja de las montañas cercanas de la Valerona y el Majao y va ascendiendo ligeramente por terreno de escobas y algún que otro árbol. Un poco después se llega a un desvío. Si se desea seguir por el arroyo Cansequillo arriba se debe tomar el camino de arriba que va hacia el puerto de Vegarada, su se desea seguir hacia el arroyo del Cáscaro o para realizar la corta ruta que se propone, se toma el camino de abajo. Poco después se llega a un puente sin barandillas sobre el Cansequillo, que se cruza, para cruzar a continuación por el puente sobre el Cáscaro. Más adelante se propondrá la ruta hacia la Morala que sube por el calle del Cáscaro arriba, pero ésta solamente es de prueba para manejar correctamente las raquetas, por ello se cruza a continuación el puente sobre el arroyo del Cáscaro parando a la otra ribera y desde allí se va bajando de nuevo poco a poco por el camino, aunque a veces con mucha nieve el camino se puede complicar siendo posible salir a los prados de más arriba para seguir hacia un grupo de chopos y desde allí seguir por el camino hasta entrar en la localidad de Canseco por la ribera opuesta a la que se salió, del mismo arroyo.

Se llega a la plaza de la localidad y en ese punto finaliza la ruta que es muy fácil, corta, sencilla y cómoda. A veces, para hacerse con la nieve es mejor comenzar por lo poco.
Volver arriba
Newsletter