Publicidad
Unas ayudas "bienvenidas" para el vacuno de leche, pero que "no tapan" el problema

Unas ayudas "bienvenidas" para el vacuno de leche, pero que "no tapan" el problema

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
C. Centeno | 02/12/2021 A A
Imprimir
Unas ayudas "bienvenidas" para el vacuno de leche, pero que "no tapan" el problema
Campo La Junta anuncia 5,2 millones para paliar pérdidas mientras los ganaderos reclaman "que se pague bien el producto" y se cumpla la Ley de la Cadena Alimentaria
El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León anunció el pasado martes una línea de ayudas con 5,2 millones de euros para compensar las pérdidas que sufren las cerca de 900 explotaciones de vacuno de leche que se mantienen en la comunidad. Las ayudas podrán alcanzar hasta los 8.000 euros para aquellas ganaderías con más de 100 hembras destinadas a la producción de leche. En el caso de las granjas con entre cinco y 50 vacas lecheras, la ayuda será de 4.000 euros, y en el caso de explotaciones de entre 51 y cien, alcanzará los 6.000 euros. La concesión se efectuará a los titulares de explotaciones que hayan realizado entregas de leche o hayan vendido leche de forma directa en octubre de este año. Está previsto que esta línea de ayudas reciba el visto bueno del Consejo de Gobierno este mismo jueves y se puedan cobrar antes de finales de año, según aseguró el consejero.

Este anuncio ha sido bien recibido con el sector que, sin embargo, sigue reclamando que se cumpla con la Ley de la Cadena Alimentaria para evitar la sobre el papel ilegal venta a pérdidas. El portavoz de la Organización de Productores de Leche (OPL), José María Álvarez, aseguró este miércoles que «esto no tapa nada» del problema que sufre el ganadero, que «no quiere subvenciones, solo que se le pague bien el producto final».

Álvarez teme que estas ayudas sirvan para dar «mala imagen» mientras que no atajan la crisis real de subida de costes que están ahogando al ganadero». «Va a servir para sobrevivir un mes más», augura. El portavoz de la OPL detalla que el objetivo es que los precios de la leche suban de forma acorde a los elevados costes de producción (piensos, cereales, luz y un largo etcétera). En la actualidad el litro de leche se paga a poco más de 34 céntimos, mientras que para cubrir esos gastos habría que alcanzar los 40 céntimos. Para ello pide la implicación de la Junta de Castilla y León para que trabaje en el cumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria, «que se metan a fondo y denuncien», pidió.

En la misma línea se mostró este miércoles la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) a través de un comunicado en el que valoró las ayudas anunciadas por la Junta pero recalcó que la solución a la situación que atraviesan pasa por intervenir en los precios para que se sitúen por encima de los costes de producción. De esta forma, consideró «totalmente insuficientes» estos apoyos y exigió que se cumpla la ley de la cadena alimentaria. «El sector no reclama ayudas, queremos un precio justo por nuestra producción», apuntó UCCL en un comunicado, en el que apela al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente por ser a su juicio quien dispone de la herramienta necesaria para hacer cumplir la normativa, por lo que pidió que se persiga y condene el incumplimiento de la ley de la cadena alimentaria. Además, consideró que las reivindicaciones del sector no pararán hasta conseguir la sostenibilidad económica de los ganaderos de leche.

Por último, Asaja celebró las ayudas porque «no es habitual que lo que pedimos sea atendido por las administraciones». La organización considera que esta ayuda es un «pequeño respaldo para la maltrecha situación económica de las explotaciones», pero recalca que la solución pasa porque la industria abone un precio justo por la leche. A su vez, Dujo reclama que el Ministerio de Agricultura debería tomar nota de esta ayuda que impulsa Castilla y León y «sumar al menos una cantidad similar».
Volver arriba
Newsletter