Publicidad
Miércoles, 30 de septiembre de 2020 Logo
Buscar en la web
Mostrar menú Cerrar menú
Una San Silvestre muy tradicional

Una San Silvestre muy tradicional

DEPORTES IR

Imágenes de Mauricio Peña. Ampliar imagen Imágenes de Mauricio Peña.
J. A. | 29/12/2019 A A
Imprimir
Una San Silvestre muy tradicional
Atletismo La San Silvestre de León sacó a la calle a más de 8.000 personas para celebrar el año a la carrera con Jorge Blanco y Laura Sánchez revalidando el triunfo logrado en 2018
Si hay tradiciones de fin de año, una de ellas es sin duda la de correr la San Silvestre. Parece que ésta cuenta cada vez con más adeptos y es que ayer en León, el Ayuntamiento cifró en 8.500 las personas que participaron en una prueba que parece convertir también en tradición a sus ganadores, ya que repitieron los del año pasado con Jorge Blanco y Laura Sánchez imponiéndose con claridad en esta edición del año 2019.

Una vez más hubo dos San Silvestres, la de los que salieron a competirla ya sea peleando por un puesto, bajar un determinado tiempo o simplemente terminarla por primera vez y la de los que salieron a la calle a pasarlo bien disfrazados de cualquier cosa imaginable y a la vez bajar las comidas navideñas para hacer sitio a las que aún resta disfrutar.
En esta última los ganadores fueron todos y cada uno de los miles de leoneses que, a pesar del frío, se citaron en la habitual salida de la calle Ramón y Cajal para durante más de 10 minutos atravesar la línea de salida en un incesante reguero de corredores que completaron los dos kilómetros de recorrido por las principales arterias de la ciudad antes de llegar al aparcamiento del Palacio de los Deportes en el que de nuevo se situó la línea de meta.

Papás Noel, pastorcillos, Reyes Magos, mucha bandera de León y disfraces en grupo de colegios, asociaciones y numerosos colectivos dieron color a la carrera que contó también con una buena afluencia de público a su paso disfrutando primero con los disfraces de la prueba popular y más tarde con el espectáculo que ofrecieron aquellos que pelearon por el triunfo.

Y es que en lo meramente deportivo, la carrera repitió ganadores respecto a la última edición y lo hizo con espectáculo especialmente en la carrera masculina. Porque Jorge Blanco, que por la mañana se había impuesto también por segundo año consecutivo en Salamanca, llegaba a León con ganas de repetir hazaña demostrando su buen estado de forma ya visto en la temporada de campo a través, sabiendo que iba a tenerlo complicado por la calidad de aquellos que iban a pelear por el triunfo.

Así, ya desde el inicio de conformó un grupo de favoritos en el que además del atleta del Fent Camí Mislata se encontraban el joven Sergio Alegre, ganador de los 10 kilómetros y que venía de ser internacional el Lisboa en el Europeo de cross, Álvaro Gutiérrez o el gallego Alejo Ares entre otros.

Un ritmo muy fuerte el que impusieron y que fue dejando el grupo en cada vez menos unidades ya al paso por Santo Domingo anets de enfilar Ordoño. El Paseo de Papalaguinda volvió a ser clave en la decisión de la carrera y Jorge Blanco se mantuvo firme para marcar un tiempo redondo de 20 minutos en la línea de meta aventajando en 9 segundos a Sergio Alegre y en 17 a Álvaro Gutiérrez, que completaron el podio.

Menos historia tuvo la carrera femenina, con Laura Sánchez un año más destacada al frente de la carrera prácticamente desde el inicio de la carrera con Loreto Pacho siendo la única que parecía poder acercarse a ella. No lo logró, y la leonesa del Fisiorama sumó un nuevo triunfo a su amplio palmarés en el calendario provincial, con la propia Pacho segunda y Alicia Álvarez tercera en la línea de meta del Palacio de los Deportes.

Una prueba inclusiva

Mención especial merecen varios atletas que ayer no salieron a disputar la San Silvestre leonesa a pesar de tener nivel de sobra para hacerlo y que cambiaron la competición por dar visibilidad a una buena causa. Así, nombres como los de Blanca Fernández, Dani Pérez o Guillermo García tomaron la salida llevando dos sillas de ruedas adaptadas con dos niños con movilidad reducida para dar mayor visibilidad y mostrar la igualdad de este colectivo.

La iniciativa responde al proyecto de Aspace León bajo el lema ‘Diversidad en marcha’ y pretende utilizar este tipo de pruebas, también de carácter popular para que las personas con otras capacidades puedan verse presentes en el deporte.
Volver arriba  Volver arriba
Newsletter