Publicidad
Una remontada sin apenas antecedentes

Una remontada sin apenas antecedentes

DEPORTES IR

Ander Vitoria se lanza al césped encharcado junto a Ketu para celebrar el gol de la remontada. | RC IRENE (CYD) Ampliar imagen Ander Vitoria se lanza al césped encharcado junto a Ketu para celebrar el gol de la remontada. | RC IRENE (CYD)
Jesús Coca Aguilera | 27/09/2021 A A
Imprimir
Una remontada sin apenas antecedentes
Fútbol / Primera RFEF La Cultural sólo había ganado tras ir dos goles abajo cuatro veces en el siglo XXI / La última, y única en el Reino junto a una en 2002 al Lugo , a la Arandina el año del ascenso
Pocos podían imaginar, cuando el Valladolid B se fue 0-2 al descanso, que la Cultural acabaría logrando una épica remontada y consiguiendo los tres puntos al imponerse 4-2 con tres goles a partir del minuto 87.

Entre otras cosas, porque en todo el siglo XXI los aficionados culturalistas sólo habían visto hacer algo así a su equipo dos veces en el Reino de León y otras dos a domicilio.

Una remontada sin apenas antecedentes firmaron los de Ramón González, puesto que es la quinta vez desde el año 2000 en el que levantaban y acababan ganando un partido en el que iban dos goles abajo, siendo la última vez en la temporada del ascenso.

En las 5 ocasiones el gol de la remontada llegó en los últimos 5 minutos o en el descuento del encuentro Más de cuatro años y medio había pasado desde que en febrero de 2017, justo después de un pinchazo con el Boiro que apretaba el liderato que la Cultural ostentaba, los de Rubén de la Barrera se imponían 5-3 a la Arandina pese a ir perdiendo 1-3 a 12 minutos para el final.

Si el sábado frente al filial pucelano era Ander Vitoria quien hacía un doblete, aquella última vez el vuelco llegaba con dos goles de Gallar, que tras reducir distancias Antonio Martínez marcaba el tanto del empate y el de la remontada, redondeando la goleada en el tiempo de descuento.

Eso sí, para remontarse a otra situación igual en León hay que irse mucho más atrás, a marzo de 2002, en un año en el que con Tomé de entrenador la Cultural quedó segunda pero no remató la faena en la liguilla de ascenso en la que subió el Getafe.

Fue frente al Lugo, que después de adelantar pronto el ahora director deportivo del Zamora Villafañe a los leoneses, se había colocado 1-3 y entraba con ese marcador a los últimos 20 minutos, donde llegó esa locura que también se vivió este sábado.

Porque puso el 2-3 otro ‘clásico’ como Ángel Luis, empató un delantero que apenas jugó una veintena de partidos con la Cultural como Nacho Rodríguez y en el minuto 87 hizo el definitivo 4-2 el extremo que luego fuera ídolo en Ponferrada Fran.

Otras dos veces, más cercanas pero ambas a domicilio, se dio una situación similar. Una en 2011, una campaña de infausto recuerdo por ser la del descenso administrativo, pero donde los de Monteagudo dieron una campanada inesperada y a la postre decisiva para salvarse en el campo, en el campo de un Éibar que acabaría liderando el Grupo por delante del Mirandés y el Alavés.

Éibar, el año que la Cultural bajó en los despachos; y Burgos, con gol de Orodea en el 92, casos a domicilio 2-0 ganaba en enero a los leoneses en Ipurúa, antes de que Vergara y Rubén Rivera empataran antes del descanso, y que en el 87 Yagüe pusiera un 2-3 increíble por la situación en la que llegaban los leoneses, tras varios meses sin cobrar y siete días antes del plante levantado a última hora en Zamora.

¿La otra? Hace venir a la memoria el nombre de Javier Orodea, pues la victoria llegó con un ‘golazo’ suyo en el minuto 92. Se produjo en Burgos, en enero de 2016, en una temporada en la que con Ferrando al frente se fue de menos a más.

2-0 perdían los leoneses en El Plantío a falta de menos de 25 minutos, cuando Santi Santos hizo un 2-1 que a cinco para el final Aketxe transformó en un punto y en el tiempo extra el punta riojano en tres.

Momentos que por lo extraordinario quedaron en la memoria. Nombres que, como los de Vitoria, Moreno u Obolskii la próxima vez que se produzca algo así, tienen ya un sitio guardado en ella.
Volver arriba
Newsletter