Publicidad
Una propuesta de desarrollo para León

Una propuesta de desarrollo para León

TRIBUNA DE OPINIóN IR

José Luis Placer | 27/09/2020 A A
Imprimir
Una propuesta de desarrollo para León
Que León hace muchos años viene sufriendo una trayectoria negativa es algo ya conocido por todos, aunque durante demasiado tiempo fuera negado por quienes tenían responsabilidad en hacer algo para evitarlo. Hoy en día es tan evidente que pocos se atreven a ningunearlo con el ‘cariñoso’ calificativo del ‘victimismo’.

Pero, aunque esta situación sea conocida, sirva de recordatorio señalar que desde hace cuatro décadas León es una de las cinco provincias españolas que ha perdido población total, población joven, peso en la actividad económica nacional y empleos. En total, desde 1980 se han perdido 70.215 habitantes, 42.015 jóvenes adultos, 20.800 empleos y su Producto Interior Bruto ha pasado de representar el 1,2% del total nacional al 0,8%. Estas cifras la sitúan como la provincia con mayor retroceso en toda la Comunidad Autónoma. Así que resulta más que justificada la urgencia en exigir una atención preferente inmediata.

La experiencia internacional nos enseña que cuando se quiere recuperar un territorio de su bajo nivel económico la opción más utilizada es la de establecer una ‘Zona económica especial’ (ZEE), que es un área geográfica delimitada a la que se otorgan unas condiciones económicas favorables para atraer la inversión privada con el objeto de lograr su crecimiento económico. Generalmente se conceden incentivos fiscales, subvenciones financieras, acceso al crédito oficial, facilidades aduaneras y administrativas, y dotación de las infraestructuras adecuadas para impulsar la instalación de nuevas actividades productivas.

En su concepción moderna este modelo surge en Irlanda con la Zona libre de Shanon y se extienden por todo el mundo adoptando diferentes modalidades. Según la clasificación efectuada por la UNCTAD, organización de Naciones Unidas para el comercio y el desarrollo, podemos distinguir entre Zonas francas, Zonas tecnológicas, Zonas especializadas sectorialmente, Zonas de servicios, Zonas de actividades múltiples y Zonas basadas en los recursos existentes en el territorio.

En nuestro caso podría establecerse una Zona especializada en determinados sectores estratégicos en la economía leonesa (por ejemplo, química-farmacia, logística, agroalimentación, ciberseguridad, etc.) o una Zona de actividades múltiples. En cualquier caso, la Zona a establecer debe caracterizarse por las siguientes condiciones:
– Tener un período de vigencia largo, al menos de 10 años, que es lo que nos indican las experiencias internacionales.
– Entre las ventajas ofrecidas deben estar las reducciones o exenciones fiscales tanto en tributos nacionales como locales, así como de los costes sociales, en su totalidad durante un primer período inicial de 5-10 años en función del valor de la inversión y de los empleos creados, y parcial a continuación.
– Establecer líneas especiales de crédito oficial para la instalación de unidades industriales con una rebaja en el coste financiero escalonada en función del volumen de inversión y de los empleos directos creados.
– Dotarla de una infraestructura, de comunicaciones viarias y tecnológica, de calidad.
– Considerar la creación de clústeres, apoyándose en la significativa presencia de un grupo de empresas sectorialmente vinculadas, así como en la existencia de ciertas instituciones dedicadas a la investigación (el pool químico-farmacéutico y la Universidad son el mejor ejemplo de estas entidades).
– Crear una agencia gubernamental especializada, con la presencia de todas las administraciones afectadas y de expertos independientes, para la gestión de la oferta de beneficios a las empresas, la búsqueda de nuevos proyectos industriales y la presentación de propuestas normativas a las administraciones públicas para mejorar continuamente las condiciones de la Zona.
– Potenciar la diversificación productiva para impulsar la transferencia de tecnología y de conocimientos.
– Coordinar el trabajo de las administraciones estatal, autonómica y local, desempeñando cada una un objetivo complementario, que no solape o duplique esfuerzos e inversiones.
– Las administraciones locales deben facilitar la instalación de nuevas plantas productivas y la oferta de servicios colectivos dirigidos a las empresas, y, además, mejorar el entorno vital y de servicios públicos dirigidos al ciudadano para que los trabajadores y directivos de las nuevas empresas cuenten con un espacio de vida moderno, atractivo y adecuadamente equipado.

Establecido este marco de actuación, con un carácter multisectorial o especializado en determinados sectores, será factible aplicar las líneas de acción de un posible plan estratégico porque a los inversores nacionales e internacionales interesados les resultará atractivo venir a León.

José Luis Placer Galán es Catedrático de Comercialización e Investigación de Mercados de la Facultad de CC. Económicas y Empresariales de la Universidad de León

Volver arriba
Newsletter