Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Una ponferradina con cáncer acumula dos meses de espera para recibir radioterapia

Una ponferradina con cáncer acumula dos meses de espera para recibir radioterapia

ACTUALIDAD IR

El último equipo de radioterapia instalado en el Complejo Asistencial Universitario de León, que da servicio tanto al Área de Salud de León como al Bierzo. Ampliar imagen El último equipo de radioterapia instalado en el Complejo Asistencial Universitario de León, que da servicio tanto al Área de Salud de León como al Bierzo.
A. Cardenal | 14/06/2019 A A
Imprimir
Una ponferradina con cáncer acumula dos meses de espera para recibir radioterapia
Sanidad Desde la Junta aseguran que la paciente ya había recibido quimioterapia y había sido operada, por lo que la demora se debe a que se ha dado prioridad a pacientes graves
Eva María A.M., una vecina de 40 años de Ponferrada, lleva uno luchando contra un cáncer de mama frente al que nunca ha izado la bandera blanca.

Tras el diagnóstico, comenzó una dura batalla que requirió de quimioterapia y cirugía, un sufrimiento con final feliz. O eso parecía. Tras los resultados positivos tanto de la operación como del tratamiento anterior, a Eva le faltaba un último paso, un tratamiento de radioterapia que debía recibir en León, ya que el Hospital del Bierzo no cuenta con ese servicio.

Una vez realizadas las pruebas necesarias, comenzar esta última etapa era una cuestión «inminente» que se ha convertido en una espera interminable que le ha empujado a hacer pública su historia.

Y es que con todas las gestiones y pruebas a punto desde el mes de marzo, la ponferradina todavía no ha comenzado con el tratamiento, un bloqueo que le ha llevado reclamar reiteradas veces e incluso pedir su derivación al servicio de otra provincia, una petición que según asegura, se le ha negado.

«Me dicen que el servicio está saturado y que no saben cuando se realizarán los tratamientos», explica Eva, que desesperada e impotente por la demora, también presentó una reclamación por escrito en atención al paciente. «Es una contradicción realizar los tratamientos iniciales y  no poder continuar a causa de las carencias tanto por personal como administrativas  de los servicios de radioterapia de León, haciendo que los tratamientos sean más largos,  conlleven consecuencias y mayores riesgos para la recuperación», critica.

Fuentes de la Junta de Castilla y León aseguran que la espera se debe a que el tratamiento que Eva necesita es «complementario», por lo que en la lista de espera se ha dado prioridad a los pacientes con patologías o en un estado de mayor gravedad. «Ya había recibido la quimioterapia y había sido operada», recuerdan.

La ponferradina es consciente de que «hay enfermos con más necesidades» y comprende que se de prioridad a los casos más graves, pero también recuerda la «angustia» que sufren los enfermos por la «incertidumbre» que generan este tipo de demoras y mantiene que es un tratamiento «imprescindible y necesario». «Lo necesito para poder comenzar con la rehabilitación del brazo derecho, ya que de lo contrario podría quedar con graves secuelas permanentes», lamenta Eva, que recuerda que el comienzo de esta rehabilitación «no se puede comenzar hasta haber recibido la radioterapia».

Por ello, ha optado por alzar la voz, una manera de evitar que ningún enfermo sufra un episodio parecido al que le ha tocado vivir. «Los enfermos de cáncer necesitamos un servicio en la provincia de León que funcione sin listas de espera y sin tanta precariedad en las gestiones de tratamientos para todos los enfermos», sentencia.

Por su parte, desde la Junta se reitera que el servicio funciona perfectamente y tras consultar su caso se avanza que incluso en la próxima semana Eva podría empezar el tratamiento, un plazo que la ponferradina no espera que se cumpla. «Ayer mismo –por el jueves– tenían previsto tener las maquinas paradas por mantenimiento durante toda la semana», explica.

Una lucha por todos


Eva espera que su denuncia sirva para cambiar un «sistema» que no cuida de los enfermos. «Yo tengo medios y opciones para denunciar mi situación, pero hay personas mayores cuya única solución es esperar a que suene el teléfono, esta denuncia también es por ellos», explica.

La ponferradina centra su crítica en el funcionamiento del servicio y la falta de medios, ya que se muestra muy agradecida por el trato recibido por los médicos y elogia la calidad «humana y profesional» de los especialistas.
Volver arriba
Newsletter