Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Una película de culto

Una película de culto

CULTURAS IR

Cecilia Roth y Eusebio Poncela en una imagen de la película ‘Arrebato’, de Iván Zulueta, que este martes de proyecta en el patio del Musac. Ampliar imagen Cecilia Roth y Eusebio Poncela en una imagen de la película ‘Arrebato’, de Iván Zulueta, que este martes de proyecta en el patio del Musac.
Joaquín Revuelta | 20/08/2019 A A
Imprimir
Una película de culto
Cine ‘Arrebato’, que este martes se exhibe en el patio del Musac, es uno de los títulos más emblemáticos del cine español al que el paso del tiempo no ha hecho más que mejorar
El ciclo de cine sobre la Transición que desde el pasado mes de julio se viene exhibiendo cada martes en el patio del Musac recupera uno de los títulos emblemáticos del cine español, ‘Arrebato’, dirigido por el donostiarra Iván Zulueta en 1980 y que cuenta en la producción con el arquitecto leonés Nicolás Astiárraga, que continuaría su periplo cinematográfico con menor fortuna en ‘Trágala perro’ (1981), de Antonio Artero, y en ‘Corre gitano’ (1982), de Toni Gatlif.

‘Arrebato’ significó el segundo y último largometraje de un cineasta singular como pocos, curtido en la realización de cine en super 8 mm y que revolucionó el mundo de la televisión con su programa pop ‘Último grito’.

El paso del tiempo no ha hecho más que mejorar una película que pasó con más pena que gloria en su estreno comercial, aunque su exhibición en circuitos alternativos terminaría por convertirla en una película de culto que a día de hoy sigue ejerciendo el mismo poder de fascinación. De los ríos de tinta que ha provocado ‘Arrebato’ me quedo con el comentario del crítico e historiador cinematográfico Carlos F. Heredero. «Es una obra hecha de jirones y despojos (muy probablemente de la propia piel de Zulueta), de ráfagas y fogonazos, de interrogaciones, incertidumbres y angustias. Un discurso lleno de imágenes en las que la televisión y la cámara de súper 8 mm (que llega a cobrar vida propia) invaden de forma amenazante y progresiva las vidas de los personajes».
Volver arriba
Newsletter