Publicidad
"Una parte de ‘culpa’ la tendrá el monte y otra cómo las cuido"

"Una parte de ‘culpa’ la tendrá el monte y otra cómo las cuido"

ACTUALIDAD IR

Urbano González, de Urzapa, el concejal Pedro Llamas y Jorge González. | L.N.C. Ampliar imagen Urbano González, de Urzapa, el concejal Pedro Llamas y Jorge González. | L.N.C.
Fulgencio Fernández | 28/02/2018 A A
Imprimir
"Una parte de ‘culpa’ la tendrá el monte y otra cómo las cuido"
Agroalimentación Jorge González, el joven apicultor de Valverde de Curueño, fue el mejor en el IV Concurso ‘La mejor miel de León’ de la ULE y Urzapa
«Estoy un poco alucinado porque es el primer concurso al que me presento ya que sólo llevo dos años dedicándome a la miel». Así recibía el joven apicultor Jorge González la noticia de que había resultado ganador del premio ‘Mejor miel de León’ del IV concurso de mieles organizado por la Universidad de León (ULE) y la empresa URZAPA.

Jorge González, de 23 años, tiene sus colmenas en su pueblo, Valverde de Curueño, que cree que algo tiene que ver en el reconocimiento que acaba de recibir y que ayer le entregaron en la Facultad de Biológicas después de una cata con las 10 mieles finalistas. «Creo que en la calidad de esta miel algo tienen que ver los montes de Valverde, y quiero creer que también los cuidados que yo les ofrezco».

Señala Jorge González que tan solo hace dos años que se decidió a «dedicarse a la miel», con una empresa —Miel Alto Curueño— que primero sólo eran diez colmenas y ahora ya son cuarenta. «La verdad es que el reconocimiento sobre todo me da ánimos y mi idea es que este año ya pueda tener cien colmenas. Poco a poco pues, de momento, no puedo vivir de la miel y tengo que contar con la ayuda de mis padres, que viven en el pueblo».

– ¿Fueron tus padres quiénes te iniciaron en la apicultura?

– No, fui yo quién les animé a ellos, que me decían que no era fácil y esas cosas...

Pero Jorge González lo tenía claro. «No me animó nadie, empecé a ver muchas noticias de apicultura y pensé que me gustaría pues me permitía estar en contacto con la naturaleza, me encanta salir al monte, y empecé a hablar con algunos amigos, a leer en Internet y los periódicos y me fue enganchando, tanto que mi idea es poder dedicarme a ella por entero».

Dice el del Curueño que no fue buen año el último, «con 40 colmenas sólo saqué 400 kilos, la mitad de lo que producían el año anterior», pero eso no le desanima pues el «campo siempre fue así, ya vendrán años mejores».

Yen ello está. De momento en una nube pues ni se le pasó por la cabeza ganar este concurso —«ya estaba feliz con ser de los 10 finalistas»—al que se apuntaron 43 empresas y fue elegido en la cata dirigida por la profesora Rosa Valencia y y un jurado formado por Bernardo Prieto, profesor de Tecnología de los Alimentos, Urbano González, de Urzapa, Mercedes Valderrey, restauradora y gerente de Ékole Café, Adolfo Benéitez, presidente de la Asociación de Sumilleres de León, y la gimnasta Carolina Rodríguez.
Volver arriba
Newsletter