Publicidad
Una pandemia que ha dejado una "avalancha de solidaridad" en Astorga

Una pandemia que ha dejado una "avalancha de solidaridad" en Astorga

ACTUALIDAD IR

Un momento de la rueda de prensa de este jueves en Astorga. | P.F. Ampliar imagen Un momento de la rueda de prensa de este jueves en Astorga. | P.F.
P. Ferrero | 10/07/2020 A A
Imprimir
Una pandemia que ha dejado una "avalancha de solidaridad" en Astorga
Comarcas El equipo de Gobierno hace balance de la gestión durante la crisis del coronavirus. Se celebrará un acto en honor de todos los que han colaborado
La pandemia de la Covid-19 no ha dejado, como se suele decir, títere con cabeza. Pero como de todo lo malo se puede sacar algo bueno, de estos cuatro meses cabe rescatar la gran solidaridad que ha aflorado en los peores momentos. Un ejemplo de ello es Astorga. Esta zona leonesa ha sido una de las más golpeadas por el virus, pero en la ciudad, además de miedo, también se ha visto una gran colaboración. Así lo trasladaron este jueves el alcalde del municipio, Juan José Alonso Perandones, y los concejales Mar Castro, Chayo Roig y Antonio Serrano, en una rueda de prensa en la que se dieron a conocer las actuaciones que se han llevado a cabo, «de forma discreta», por parte de la administración municipal, con la indiscutible implicación de los cuerpos de seguridad, el Ralca, Protección Civil, voluntarios y demás colectivos que han contribuido a hacer más llevadera la difícil situación a decenas y decenas de ciudadanos.

Durante su intervención, Perandones incidió en que al inicio de esta crisis se creó una comisión de seguimiento para evaluar necesidades y garantizar los servicios administrativos. Asimismo, el regidor puso de manifiesto que "esta pandemia es de toda la corporación", por lo que dejó claro que se ha estado en contacto continuo con la oposición, a los que ha querido agradecer la "buena sintonía en ese momento".

De esta manera, y con el beneplácito de todos los grupos con representación en el Ayuntamiento, Perandones explicó que el próximo día 16 se llevará a cabo –bien en el entorno de la biblioteca o en el Teatro Gullón– un acto de reconocimiento a todas esas personas, que no son pocas, que durante estos meses han ayudado a paliar las consecuencias de esta crisis sanitaria global. Porque Astorga contó con voluntarios para la fabricación de mascarillas, entregando en total unas 7400 y 227 cuando se abrieron las salidas de los menores, según la concejala Chayo Roig. La edil destacó que desde el principio se ha estado en contacto telefónico diario con las residencias, para conocer su situación y facilitar, en la medida de lo posible, material. Asimismo, el Ayuntamiento activó un protocolo de voluntariado en el que han participado 65 personas "que merecen nuestro aplauso".

Por su parte, Mar Castro trasladó que también se ocuparon de los transeúntes que no tenían un techo bajo el que cobijarse, en el momento en el que Cáritas cerró su albergue. De esta manera, el cuartel cedió camas, mantas y demás elementos necesarios para poder dar cobijo a estas personas, que en total suman más de una veintena.

Asimismo, el Ayuntamiento, en conjunto con la Diputación, la UME e incluso un voluntario, se ocupó de llevar a cabo las labores pertinentes de desinfección, incidiendo en las zonas de mayor afluencia como las farmacias o los supermercados.

Además, se proporcionaron kits de limpieza e higiene a personas en situación de vulnerabilidad, y se procedió, de la mano del agente tutor de la Policía Local, y con la ayuda de Protección Civil y otros voluntarios, a la recuperación de libros de texto y material escolar, que permanecían en las aulas durante la pandemia. También se les facilitó el material necesario a aquellas familias que no disponían de medios.

Atención domiciliaria


Durante los meses de la pandemia, en Astorga se atendieron a 82 familias, un total de 218 personas, con una media de seis actuaciones diarias. Entre las labores de los voluntarios, que además cabe destacar que –por una cuestión de confianza– se solía enviar a la misma gente, estaba la de tirar la basura, hacer la compra, recoger recetas o medicación, entre otras cosas. Pero también se llevaron a cabo, por parte de las voluntarias de Apada, paseos a las mascotas de personas que, por miedo al contagio o por tener que hacer cuarentena, principalmente, no podían sacar a sus perros. Una labor callada pero importante, como también lo fue la asistencia psicológica, principalmente telefónica, a personas, sobre todo mayores. Un total de 86 ciudadanos necesitaron esta atención.

Los corporativos también quisieron agradecer a todas las empresas y colectivos que han donado material y alimentos. Castro apuntó que el banco de alimentos de León les permitió abastecer a muchas personas, ya que al principio se nutrieron de 4700 kilos de productos frescos. Así, el Ayuntamiento seguía abasteciendo a las 16 familias del programa habitual, mientras que gracias a programas como el de Cáritas, se pudo dar cobertura a más de un centenar de familias astorganas.

El concejal de Sanidad, Antonio Serrano, quiso dejar claro que Astorga ha sido una de las zonas más azotadas, pero actualmente tiene un "triple cero". Esto no implica que el mal haya pasado, pero el edil incidió en que "la prudencia sí", pero no tiene cabida el pánico. Además, indicó que "el coronavirus sigue, pero el resto de patologías también, por lo que hay que normalizar la situación cuanto antes", y esto se consigue "con un sistema sanitario público fuerte que hay que cuidar", y también con la conciencia y sensibilidad de la gente.

Por último, mencionar que la labor del Ayuntamiento se ha extendido también a las últimas fechas, abriendo y recuperando sus servicios e infraestructuras, con estrictos protocolos de seguridad. Además, explicaron que una de las actuaciones más difíciles fue la del mercado, pero advierten "satisfacción" por parte de los ciudadanos.
Volver arriba
Newsletter