Publicidad
Una nueva normalidad a través del cristal

Una nueva normalidad a través del cristal

EL BIERZO IR

Ampliar imagen
Diana Martínez | 15/05/2020 A A
Imprimir
Una nueva normalidad a través del cristal
Sociedad Cristalería Gavela, un negocio con solera en Ponferrada, trabaja a destajo para atender a la gran demanda de pedidos de mamparas para proteger negocios e instituciones
Pese a que en un lado de la balanza los cientos y miles de puestos de trabajo perdidos o paralizados por la crisis del coronavirus pesan demasiado, al otro hay que situar cierto tipo de negocios que con las nuevas necesidades se han visto cargados de tareas, encargos y más trabajos que nunca. Es el caso de empresas de limpiezas especializadas y desinfección, empresas de ingeniería que han desarrollado dispositivos tecnológicos de seguridad para la nueva normalidad o negocios más tradicionales cuyos productos han sido demandados de forma masiva desde el inicio de la crisis.

Este es el caso de las cristalerías, como la emblemática Cristalería Gavela, de Ponferrada, un conocido negocio familiar con solera, de segunda generación, ubicada en pleno casco antiguo de Ponferrada, donde llevan dos meses trabajando a destajo para poder dotar de mamparas de seguridad a todo tipo de negocios, locales e instalaciones.

José Luis Cerezales
, se encarga del taller y el montaje de mamparas de metacrilato y cristal de seguridad que desde el inicio del estado de alarma ha colocado en al principio en panaderías, tiendas de alimentación, gasolineras, ferreterías, peluquerías, taxis y ahora también en instituciones como el Ayuntamiento de Noceda, el Ayuntamiento de Bembibre, el Ayuntamiento de Ponferrada o el Instituto de Fuentesnuevas, entre muchos otros. «¿Cuántas?, he perdido la cuenta», explica José Luis, que apunta que trabaja desde hace dos meses unas doce horas al día incluidos fines de semana por la gran demanda de este producto. «La gente quiere protegerse y lo quieren de un día para otro, así que tenemos que trabajar lo más rápido que podemos», explica.

Con teletrabajo, Marieli Gavela lleva la gestión para que todo funcione lo más ágilmente posible y pese a que al principio precisaron poner en Erte al empleado que trabaja con ellos, finalmente el trabajo que sobrevino ha hecho que sea necesario su trabajo.

Han realizado decenas de mamparas de mostrador y ahora también, con la vista puesta en próximas reaperturas, están trabajando mucho con pedidos de mamparas de separación de puestos. La tarea de la cristalería ha servido también para que otros proveedores mantengan su trabajo. «Trabajamos con proveedores locales para todos los herrajes» y demás material, explica José Luis, quien en alguna de las semanas de trabajo también han visto cómo es más difícil y más caro proveerse de metacrilato.

Trabajan siempre en los negocios cuando estos han cerrado sus puertas, con todas las medidas de seguridad y para evitar contactos y molestias a muchos establecimientos.  En muchos sitios ha visto mucho miedo y respeto a la situación. «Sí, hay gente con miedo, aunque esto de las mamparas pueda parecer provisional, muchos tienen idea de mantenerlas un año o más, quien sabe, hasta que todo esto pase».

Justo la semana pasada Cristalerías Gavela cumplió 32 años desde su fundación. Más de tres décadas en las que ha habido momentos duros, pero difícilmente tan extraños como éste. No obstante, para quien puede aportar algo a la lucha contra este coronavirus ayudando a proteger a los demás, también es una satisfacción poder hacerlo, aunque sea a base de horas y horas de trabajo y esfuerzo.
Volver arriba
Newsletter