Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Una multinacional investigará en León terapias de enfermedades sin cura para exportar a Europa

Una multinacional investigará en León terapias de enfermedades sin cura para exportar a Europa

ACTUALIDAD IR

José Villasante, Rodrigo Arancibia y Francisco Aulestia, esta semana en León. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen José Villasante, Rodrigo Arancibia y Francisco Aulestia, esta semana en León. | MAURICIO PEÑA
Sergio Jorge | 02/06/2019 A A
Imprimir
Una multinacional investigará en León terapias de enfermedades sin cura para exportar a Europa
Ciencia La empresa chilena creará en el Parque Tecnológico tratamientos contra diversas enfermedades incurables que puedan ser exportados cuando la EMA dé el visto bueno
El Grupo Cellus, multinacional chilena de biotecnología, ha dado ya los pasos para instalarse en el Parque Tecnológico de León con el objetivo de iniciar los estudios para crear terapias celulares contra enfermedades incurables como cáncer, artrosis y desórdenes musculoesqueléticos invalidantes, tal y como ya desarrollan en el país latinoamericano, pero con el objetivo de que estas investigaciones sean certificadas y avaladas por la Agencia Europea del Medicamento (EMA, en sus siglas en inglés), y así se pueda exportar por toda Europa. Así lo explica el CEO y fundador de la compañía, Rodrigo Arancibia, junto al vicepresidente de la empresa, José Villasante, y el gerente general del Grupo Cellus en la Unión Europea, Francisco Aulestia, que será el responsable de este proyecto en León, donde tendrá una importancia capital el Complejo Asistencial Universitario de León.

Porque una de las claves para entender la magnitud de esta iniciativa es que la idea de esta compañía es «replicar lo hecho en Chile pero con la validación de la EMA», para así poder expandir las terapias celulares que desarrollarían en León por toda Europa, tejiendo «un puente» de conocimiento entre ambos continentes, y para ello se necesita realizar una serie de estudios clínicos con pacientes del Hospital de León, para lo que ya cuentan con un preacuerdo de colaboración. Según especifican, estas terapias irían destinadas a tratar artrosis, cáncer de piel y de próstata y daño degenerativo del disco en la columna, algo que ya se ha desarrollado en Chile con efectos positivos, pero que necesita ser evaluado por la EMA para introducirlas en Europa. «El proceso es el producto», detallan, de ahí que lo importante de este proyecto sea la evolución de este tipo de medicamentos que luego se podrían replicar en el resto del mundo, certificados ya por la EMA.

Se trata por tanto de «crear terapias, que en algunos casos, utilizan células progenitoras que no son rechazadas por el paciente», y que se aplican directamente al paciente una vez que se han creado mediante una inyección guiada por un ecógrafo, puesto que llega «al lugar exacto de la lesión».

Pero para tener estas terapias, primero Cellus quiere crear un banco de donantes de células, por lo que se necesitarían «mujeres de menos de 30 años, que estén sanas, no fumen y no beban», puesto que «las mejores células son las de las mujeres jóvenes», garantizan.

Estas donaciones estarían ya focalizadas hacia los ensayos clínicos, que se realizarían con un número aún no cuantificado de pacientes, aunque dependiendo de cada producto y la fase de investigación en la que esté, sería de entre 10 y 100 enfermos por cada uno de ellos, de ahí que la cantidad aún no haya sido establecida, ya que dependerá también de las directrices de la EMA, según especifican Arancibia, Villasante y Aulestia.

En cuanto al emplazamiento de esta compañía, hay que destacar que las primeras oficinas estarán en el Parque Tecnológico, aunque a este espacio se añadiría «una sala satélite» en el Hospital de León, donde también se incluiría tecnología de Cellus que podría ser aplicada por los servicios sanitarios de Sacyl para otros trabajos. A ello se suma la ‘sala limpia’, donde se desarrollarían estas terapias y que necesitan unas características básicas de las que ya disponen algunas compañías instaladas en el Parque Tecnológico, de ahí que también quieran establecer sinergias con estas empresas, aunque la multinacional chilena sería la primera que elaboraría este tipo de terapias celulares, pues las ya presentes en León se dedican a otro tipo de productos farmacológicos.

En cuanto al empleo, Aulestia asegura que nada más empezar prevén contratar a una decena de personas, a las que se añadirían más especialistas cuando se iniciaran los ensayos en el Hospital, que podrían comenzar durante el próximo año si los plazos se cumplen tanto en el aspecto financiero como en lo relacionado con la EMA, que será la que fije las condiciones de los estudios con los pacientes.

Precisamente el número de pacientes así como la envergadura en sí del proyecto será la que condicione la inversión, que podría ser «millonaria» y que prevé contar con el apoyo del Instituto para la Competitividad Empresarial de Castilla y León (ICE) de la Junta.

El Grupo Cellus ya está presente en EEUU y Brasil, y ahora en la UE

La multinacional chilena Cellus, que está integrada por cuatro compañías y que ahora abre su quinta en León, comenzó en 2012 en Santiago de Chile y ya está presente en Brasil y EEUU. El salto a Europa se inicia por tanto en León, después de desechar la opción de Alemania por el alto coste y, sobre todo, porque tendrían que externalizar la producción de las terapias, algo que en León, que es el mismo mercado común incluido dentro de la EMA, lo podrían elaborar bajo su supervisión directa. Arancibia y Aulestia se licenciaron en Bioquímica en Chile, pero han desarrollado su carrera en el país sudamericano y también en Londres, Toulouse y Nueva York, y ahora serán los responsables de la filial europea junto a Villasante, experto en gobierno empresarial corporativo y que fue el que inició la estructuración de la compañía en sus comienzos. Los tres, además de ser chilenos, tienen ascendencia española.
Volver arriba
Newsletter