Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Viernes, 22 de marzo de 2019 Logo
Buscar en la web
Mostrar menú Cerrar menú

Una mirada a los olvidados, a los habitantes de Picos

Una mirada a los olvidados, a los habitantes de Picos

CULTURAS IR

Portada del libro 'Ciento y Picos' que se venderá el próximo domingo 16 de octubre con tu ejemplar de La Nueva Crónica. | L.N.C. Ampliar imagen Portada del libro 'Ciento y Picos' que se venderá el próximo domingo 16 de octubre con tu ejemplar de La Nueva Crónica. | L.N.C.
L.N.C. | 09/12/2018 A A
Imprimir
Una mirada a los olvidados, a los habitantes de Picos
LNC Domingo Ciento y Picos es el título del libro que mira a ese espacio que cumple un siglo; el subtítulo centra más la mirada: Paisanaje e historias de un siglo de Parque Nacional. Han sido los grandes olvidados y con La Nueva Crónica podrá conocerlos de cerca
Siempre se dice lo mismo al hablar del Parque Nacional de Picos de Europa, y más en este año que cumple un siglo de vida: es el único de España que tiene pueblos en su interior.

Y cuando lo dices en aquellas tierras, en los pueblos «en su interior» de Valdeón y Sajambre recibes una respuesta muy parecida a esta: «Ya se nota, por eso no nos hacen ni caso». Seguramente no les falta razón.

Al menos no les falta en un sentido, sus historias, sus vidas, sus afanes diarios, han sido los grandes olvidados de este siglo. Picos está ahí, sus montañas también, ¿y sus gentes?

El libro que el próximo domingo (día 16) ofrece La Nueva Crónica a sus lectores trata de responder a esta pregunta, habla fundamentalmente de sus gentes y pequeñas historias, de los nombres propios de la gente común —pero extraordinaria— de Valdeón y Sajambre. Se titula ‘Ciento y Picos’ en referencia este siglo de vida; pero el subtítulo centra aún más la mirada en sus habitantes: ‘Paisanaje e historias de un siglo de Parque Nacional’, que han sido por tres grandes conocedores, defensores y divulgadores de aquella tierra —Isidoro Rodríguez Cubillas, Ana Isabel Martínez de Paz y César de Prado Malagón— y un redactor de esta casa, Fulgencio Fernández, una cordada sólida para un proyecto en el que reconocen que han «disfrutado mucho escribiéndolo».

¿Quedan muchas historias que contar en aquellas tierras? Por supuesto. Desde el propio fundador del parque Nacional, un marqués —el de Villaviciosa— que fue asimismo el primer medallista olímpico español en la cita de París en 1900, un hombre vehemente en sus conviciones que sacó la pistola en el Parlamento o pidió exención de tasas para la sidra; un pastor, El Cainejo, su guía, acostumbrado a escalar descalzo o en madreñas que se unió a este hombre que recorría media Europa para comprar las mejores cuerdas y botas; un perdido pueblo del Valle de Sajambre donde los niños miran al cielo con telescopio y conocen antes que nadie el telégrafo; otro pueblo, Caín, en el que los vecinos no mueren… se despeñan o encuentran una ayuda a las mermadas economías de las familias vendiendo a las farmacéuticas la tila de sus árboles, que ellos llaman teja; visionarios, un geógrafo que también es espía; 200 vecinos del valle que acabaron como pastores en Estados Unidos, haciendo un trabajo que casi nadie quiere... o las nietas de El Cainejo, casi dos niñas, Mª Isabel Pérez y Teófila Ga, que fueron las primeras en escalar el mismo lugar en el que su abuelo también fue el primero en llegar —con El Marques— el Naranjo.

La historia de Fonsu Martínez, el guía por antonomasia de Picos, miembro de una saga aún en activo, y que nació con el gran Víctor Martínez Campillo. Las historias del resto de los guías y lugareños: Andrés Espinosa, Agustín Pérez, Bonifacio Sadia, Manuel Martínez, Manolín Mier... También se niega alguna leyenda, como la de las botellas de vino.

Gentes que protagonizaron grandes gestas para derrotar a la mismísima intemperie y los azotes de la naturaleza. Gentes para no olvidar.

Volver arriba
Newsletter