Publicidad
Una liga de 24 equipos, un problema a todos los niveles para la Ponferradina

Una liga de 24 equipos, un problema a todos los niveles para la Ponferradina

DEPORTES IR

La presión del Deportivo de La Coruña por quedarse en Segunda fuera del césped puede traer consecuencias. | FRANCISCO L. POZO Ampliar imagen La presión del Deportivo de La Coruña por quedarse en Segunda fuera del césped puede traer consecuencias. | FRANCISCO L. POZO
J. A. | 02/08/2020 A A
Imprimir
Una liga de 24 equipos, un problema a todos los niveles para la Ponferradina
Fútbol / Segunda División Si finalmente la Segunda División se amplía como propone la RFEF, el club berciano tendría menos ingresos, más gastos y más competencia para lograr la permanencia
El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol sorprendió este pasado viernes no siguiendo la línea marcada por el juez instructor del caso Deportivo - Fuenlabrada, denegando dar el partido por perdido al equipo madrileño y permitir así la disputa del ‘playoff’ de ascenso a Primera, pero tampoco permitiendo disputarlo este domingo ya que considera que aún no se cumplen las condiciones para poder hacerlo.

Tras conocerse esta circunstancia así como que tras la denuncia de particulares el juzgado no percibía delito en la conducta ni del Fuenlabrada, ni de Javier Tebas ni de La Liga en el viaje a tierras gallegas del conjunto madrileño, la Real Federación Española de Fútbol dirigió un escrito al propio Fuenlabrada, Numancia, Deportivo de La Coruña, La Liga y Consejo Superior de Deportes en la que abre la puerta a una Segunda División con 24 equipos la temporada 2020/2021.

En una liga en la que bajarían 1 de cada 4 equipos, la Deportiva podría perder cerca de 1 millón de euros«Entendemos que el estado de la situación actual deja abiertos una serie de escenarios inciertos», señala la carta, que apunta que los procedimientos abiertos podrían durar meses y «podría crear una situación de difícil o imposible subsanación para algunos equipos afectados».

Por ello, la Federación «pone en consideración de La Liga la opción de aceptar una liga de segunda división con 24 equipos de manera excepcional y sólo para la temporada 2020/2021». Una liga en la que participarían además de aquellos que ya tienen derecho deportivo, «los equipos con mejores méritos deportivos de los cuatro últimos clasificados, que a su vez coincide con los equipos que en esa jornada llegaban con opciones matemáticas reales de poder permanecer en dicha categoría y podrían ser los perjudicados por una decisión que les fuere posteriormente favorable», es decir, Deportivo de La Coruña y Numancia.

La Federación ofrece esta solución «como mejor forma de garantizar, en estos momentos, las posibles incidencias que pudiera tener la resolución de los frentes jurídicos abiertos».

Acuerdo necesario

Para que esto ocurra así y dado que el Convenio de Coordinación entre La Liga y la Federación que señala, no solo que habrá 22 equipos en la categoría, sino que deberán darse obligatoriamente 4 descensos en cada campaña, está vigente hasta 2024 y sería necesario el acuerdo explícito de las dos partes y parece que la patronal no está por la labor. Ni siquiera el CSD tendría nada que decir.

La Deportiva, expectante

En caso de que la propuesta saliese adelante, una liga de 24 equipos afectaría a todos los que ya tienen plaza asegurada en la liga la próxima temporada, incluyendo a una Sociedad Deportiva Ponferradina expectante y que, como el resto de equipos, se vería gravemente afectada a todos los niveles por esa ampliación. Y es que el club berciano no solo resultaría damnificado a nivel económico, sino también a nivel deportivo.

En lo que tiene que ver con la repercusión económica, el club berciano contaría con menos ingresos, ya que la principal partida en ese aspecto, los derechos televisivos se verían seriamente mermados. La Segunda División se reparte un 10% de los ingresos obtenidos por la explotación de los derechos televisivos por parte de La Liga, unos 160 millones de euros. El 70% de ese dinero se reparte de forma equitativa entre los 22 clubes de la competición, unos 5 millones de euros. Ampliar la liga supondría que cada club perdiera cerca de medio millón, a lo que habría que sumar las cantidades variables por posición e implantación social, que además con un club como el Deportivo de La Coruña de por medio, se notaría aún más en el reparto, por lo que la Ponferradina podría llegar a perder unos 800.000 euros con la ampliación liguera.

Además, hay que tener en cuenta que una liga con más equipos supone más gastos en cuanto a viajes y concentraciones además de más competencia en el mercado a la hora de buscar fichajes encareciendo las incorporaciones.

En lo meramente deportivo, la Ponferradina saldría también perjudicada, ya que para volver a una liga de 22 en la temporada 2021/2022 y teniendo en cuenta que se mantendrán los 4 ascensos procedentes de la Segunda División B, sería necesario que la próxima temporada descendiesen 6 equipos, lo que supone que bajarían uno de cada 4 equipos.

En definitiva, un problema a todos los niveles para el club berciano, que sería una víctima más de un final de liga ya de por sí complicado, que aún no tiene fecha de finalización y que ha terminado convirtiéndose en una auténtica locura.
Volver arriba
Newsletter