Publicidad
Una leonesa para resguardar la Antártida del cambio climático

Una leonesa para resguardar la Antártida del cambio climático

ACTUALIDAD IR

Hilde Pérez, profesora de la ULE que forma parte del proyecto de conservación de la Antártida. | L.N.C. Ampliar imagen Hilde Pérez, profesora de la ULE que forma parte del proyecto de conservación de la Antártida. | L.N.C.
Víctor S. Vélez | 25/10/2020 A A
Imprimir
Una leonesa para resguardar la Antártida del cambio climático
Universidad Hilde Pérez, profesora de la ULE, forma parte de un proyecto internacional de mujeres para proteger el área marina del Polo Sur
A casi 14.000 kilómetros. La Universidad de León (ULE) continúa llegando cada vez más lejos en el apartado de internacionalización y, ahora, se ha sumado a un proyecto de protección de la Antártida. La profesora Hilde Pérez, del Departamento de Ingenierías Mecánica, Informática y Aeroespacial, forma parte del proyecto internacional 'Homeward Bound'. Un grupo compuesto únicamente por mujeres que una de sus últimas iniciativas ha sido la de conectar las áreas marinas protegidas del Polo Sur y, para ello, buscan que se declarar como tales las aguas de la Península Antártica Occidental.

El pasado día 18, Hilde Pérez y otras 288 científicas de 'Homeward Bound' publicaron en 'Nature', la revista de ciencia más prestigiosa del mundo, un artículo en el que justifican la "urgente necesidad" de proteger esta lugar del 'fin del mundo'. "La tierra está protegida, pero el océano austral no. Hay muchos intereses socioeconómicos que se anteponen a la conservación", explica la profesora de la Escuela de Ingenierías.

Entre estos intereses se encuentra la pesca incontrolada del krill, un crustáceo del que se han triplicado las capturas desde el año 2000, y un turismo en constante crecimiento. Con todo, la Península Antártica Occidental es la zona del planeta que más aumentó su temperatura en el último año: 2,5 grados. Aunque el epicentro del problema se encuentre a 14.000 kilómetros, tendrán «consecuencias para el resto del planeta».

La próxima semana será crucial para la declaración de esta zona como protegida y limitar la explotación de sus recursos. La Convención para la Conservación de Recursos Vivos Marinos Antárticos, el organismo internacional encargado de esta gestión, se reunirá y la publicación de 'Nature' les apremia a tomar una decisión para resguardar las aguas de este territorio. A la negociación también llevarán propuestas de protección para otras dos zonas del continente antártico, para el objetivo de conectar el salvoconducto para estas aguas.

Hasta la fecha, cuentan con la declaración de Zona Antártica Especialmente Protegida (Zaep) las Islas Orcadas del Sur y el mar de Ross. Según explica a este periódico Hilde Pérez, la primera consiguió la Zaep en 2011 y la segunda, correspondiente a un vasto territorio que cubre más de dos millones de kilómetros cuadrados, en 2016 tras cinco años de negociaciones. Son precisamente los "intereses" de las potencias económicas en la zona los que dificultan este tipo de protecciones y las que están afectando gravemente a los ecosistemas antárticos.

Un viaje al 'fin del mundo'


Para que este proyecto llegue a buen puerto, 75 integrantes de 'Homeward Bound' están recibiendo formación constante y realizarán un viaje a esta región del Polo Sur en cuanto las circunstancias así lo permitan. La travesía, que durará algo más de tres semanas, tuvo que posponerse debido a la pandemia del Covid-19 y todavía no tiene fecha fija. Hilde Pérez será una de las científicas que visiten la Península Antártica Occidental, como culmen del programa formativo en el que han participado el Vicerrectorado de Responsabilidad Social, Cultura y Deportes de la ULE y la Dirección General de la Mujer de la Junta de Castilla y León. "Es la primera vez que una iniciativa de esta naturaleza llega tan lejos. Esto demuestra cómo la cooperación internacional y la ciencia posicionándose en la toma de decisiones son la única vía en defensa de nuestro planeta", expone la docente leonesa.

Esta aventura hacia 'el fin del mundo' es una más de las iniciativas de 'Homeward Bound', una red de mujeres de todo el planeta constituida en 2016. Las integrantes son profesionales de las áreas 'Stem' y pretende alcanzar el millar de participantes cuando cumplan una década de recorrido. Su objetivo, tal y como manifiesta Hilde Pérez, es el de "trabajar por un mundo mejor y dar soluciones a los problemas de la actualidad" a través de "empoderar a la mujer y colocarla en las mesas de toma de decisiones". Un fin de 'arreglar el mundo' que comienza por la otra esquina del planeta pero que, de algún modo, también tendrá sus efectos positivos en León.
Volver arriba
Newsletter