Publicidad
Una lenta desescalada

Una lenta desescalada

OPINIóN IR

24/02/2021 A A
Imprimir
Una lenta desescalada
No se ha terminado la tercera ola, tenemos los hospitales aún con demasiados pacientes (este martes eran 138 en planta y, lo que es peor, 38 en la UCI entre los dos hospitales de la provincia) y ya queremos salvar la Semana Santa. Como hicimos en Navidad... No seré yo el que no quiera ver a la familia y amigos, que en estas fechas puede volver a ser factible. De hecho, a todos nos debe algo esta pandemia, esos planes que se iban a realizar en 2020 y a este paso van a ser imposibles en 2021. Pero seguimos teniendo esa responsabilidad que a veces se nos olvida. Y es también entendible, porque llevamos ya mucho tiempo soportando las restricciones en el mejor de los casos, pero sobre todo una crisis económica que no cesa, una saturación de los servicios sanitarios ante tantos enfermos y enfermas de coronavirus y, lo más cruel de todo, demasiados fallecimientos y personas que tendrán que soportar secuelas importantes. Hay más de lo que parece en nuestras manos, aunque todos sabemos también que el virus es en ocasiones incontrolable, en especial las nuevas cepas.

Pero la llegada de las vacunas y las medidas restrictivas tras la Navidad están ya dando sus frutos, por lo que poco a poco salimos de esa oscuridad que provoca el ver los hospitales llenos, los profesionales sanitarios angustiados o cansados y el sufrimiento de los afectados.

Casi 14.000 personas ya han recibido las dos dosis en la provincia de León para que sean considerados inmunes ante el SARS-CoV-2, pero aún queda mucho para que toda la población esté vacunada. Mientras tanto, y según se vayan vaciando los hospitales, iremos logrando esa esperada desescalada. Pero va a ser «lenta», según reconocía el lunes la consejera de Sanidad, por lo que no nos queda más que tener paciencia y confiar en que haya el menor coste posible. En todos los sentidos.
Volver arriba
Newsletter